El Ejército planea reorganizar sus tropas en Euskadi, Aragón y Cataluña

30/01/2014 - elpais.com -

Sacar el máximo rendimiento a unos recursos escasos y garantizar que en todo momento se dispone de las capacidades necesarias para hacer frente, en el menor tiempo posible, a una amplia gama de amenazas tan heterogéneas como imprevisibles. Esa es la filosofía que impregna el plan de transformación en el que está inmerso el Ejército de Tierra, que debe plasmarse en los próximos meses en la creación de las llamadas Brigadas Orgánicas Polivalentes (BOP).

A diferencia de las actuales brigadas específicas (mecanizada, ligera o paracaidista), las nuevas BOP combinarán la potencia de combate de las fuerzas pesadas con la capacidad de proyección de las ligeras, para lo que dispondrán de ambos tipos de unidades aunque, como hay que partir de lo que ya existe, algunas serán predominantemente de cadenas y otras, de ruedas, según fuentes militares.

Tampoco sobre dinero para traslados masivos, por lo que se trata de minimizarlos en la realidad y maximizarlos sobre el papel, reasignando regimientos y batallones sin moverlos de sus acuartelamientos. Y, además, reduciendo a ocho las 10 brigadas que forman la fuerza terrestre.

El Ejército de Tierra no ha revelado cuáles serán las dos brigadas disueltas, pero fuentes militares aseguran que se trata de la Brigada de Infantería Ligera San Marcial, desplegada en el País Vasco, y la Brigada de Caballería Castillejos, con base en Zaragoza. Ello no significa en absoluto que desaparezcan las unidades de combate que dependen de ellas. Es decir, el Ejército mantendrá sus guarniciones en Araca (Vitoria), Loyola (San Sebastián) o Mungia (Bizkaia); a lo sumo, se suprimirá el cuartel general de la brigada. Los batallones vascos pasarán a depender de otras brigadas; previsiblemente de la acorazada y las dos mecanizadas, que se completarán así con unidades ligeras.

Por su parte, los regimientos de caballería de la brigada Castillejos pasarán a reforzar brigadas ligeras como la Paracaidista. El Ejército baraja la idea de crear una nueva brigada Aragón, que reuniría las tropas de montaña desplegadas en Jaca (Huesca), Aizoain (Navarra), Sant Climent Sescebes (Girona) y El Bruch (Barcelona), a las que se sumaría una unidad de caballería de Zaragoza. El País Vasco, Aragón y Cataluña serán así las comunidades autónomas más afectadas por la reorganización del Ejército, aunque fuentes militares niegan cualquier motivación política. No habrá retirada del País Vasco, ni reforzamiento en Cataluña, alegan.

Las nuevas BOP se turnarán como parte del llamado Núcleo de Fuerza Operativa Conjunta. Cuando formen parte del mismo deberán estar a un 100% de adiestramiento y alistamiento (tanto de personal como de material). Ello supone que siempre habrá una o dos brigadas preparadas para intervenir y que cada una contará en su seno con capacidades muy diferentes, que se elegirán en función de la naturaleza de la amenaza. Los cuarteles generales de las fuerzas pesadas y ligeras se reconvertirán en divisionarios y de ellos dependerán las ocho brigadas.

Cookies
Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web.