"Veía que mi vida militar se acababa y tenía ganas de una experiencia así"

A sus 52 años, la de Afganistán está siendo la primera misión internacional de Jesús Castro Castro (natural de Vilagarcía, aunque reside en Pontevedra): «Veía que mi vida militar se iba terminando y tenía ganas de tener una experiencia así. Es mi primera misión y posiblemente la última». Este subteniente de la Brilat es el responsable del Cecom o centro de transmisiones y comunicaciones para el contingente desplegado en Afganistán.

-Falta un mes para regresar a casa, ¿cómo ha sido la experiencia?

-Muy buena. Se me ha hecho corta. Ha sido maravillosa y repetiría. Estoy en una base internacional, en la que están toda clase de nacionalidades, lo que refleja la diferente forma en la que enfocan la vida militar. Está siendo algo gratificante y enriquecedor.

-¿Se arrepiente de no haber participado en una misión internacional con anterioridad?

-Quizás, sí. Me está gustando.

-¿A pesar de que los movimientos fuera de la base están muy restringidos?

-Es como estamos y es para lo que hemos entrado en la milicia. No me importaría repetir.

-¿Qué trabajo realiza en Kabul?

-Somos el enlace con España de los militares españoles que están en Herat, Qala-i-Naw y Kabul. Somos el medio que tienen para comunicarse con España. Nos ocupamos ya no solo de las comunicaciones de los soldados con sus familias, sino también de las oficiales.

Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web.