20/03/2014 - publico.es -

El ministro de Defensa, Pedro Morenés, ha destacado este jueves que los cuatro militares desaparecidos anoche entre Gran Canaria y Fuerteventura tenían una amplia experiencia en rescates y ha considerado "tristísimo" que "hayan perdido la vida" entrenándonse para salvar a otros. "Es una paradoja tristísima que militares que han dedicado su vida a rescatar personas en la mar la hayan perdido entrenándose para ello", ha señalado Morenés, en la Base de Gando (Gran Canaria), donde tenía su base el helicóptero accidentado, un Súper Puma HD-21 del Servicio Aéreo de Rescate (SAR) del Ejército.

Los cuatro militares desaparecidos, y probablemente muertos, según la información que maneja el ministro, son el capitán Daniel Pena, de Vitoria; la teniente Carmen Ortega, de Granada, primera militar española que fallece en un accidente; el teniente Sebastián Ruiz, de Cádiz, y el sargento mecánico Carlos Caramanzana, de Valladolid. Les acompañaba a bordo el sargento Johnander Ojeda, de Canarias, el único de los cinco que ha sido localizado y rescatado.

20/03/2014 - abc.es -

La Armada y los servicios de socorro han recuperado esta mañana los primeros restos del fuselaje del helicóptero del Servicio Aéreo de Rescate (SAR) del Ejército que anoche se estrelló contra el agua en Canarias, mientras realizaba un ejercicio de entrenamiento. Sin embargo, aún no se tienen noticias sobre los cuatro militares que desaparecieron en el accidente, ocurrido anoche sobre las 21.55 horas (hora canaria) unas 25 millas (46 kilómetros) al suroeste de la península de Jandía, el extremo sur de Fuerteventura.

Un portavoz del Ejército del Aire ha confirmado a Efe que los restos del helicóptero, un Súper Puma de escuadrón 802, con base en Gando (Gran Canaria), han aparecido en el mismo lugar del siniestro,que se tiene controlado desde el primer momento porque en ese punto se encontraba también el patrullero de la Armada "Meteoro".

29/01/2014 - Europa Press -

La contratista del Yak-42, Chapman Freeborn, siniestrado en mayo de 2003 en Turquía y en el que perdieron la vida 62 militares españoles, ha consignado los 6,2 millones de indemnización a los familiares de las víctimas.

   Tras la primera sentencia por el caso civil el 10 de febrero de 2006, se inicia un periplo judicial, que "parece ver la luz al final del túnel", ha indicado los abogados de los familiares en un comunicado.

   El proceso civil sobre el accidente ocurrido el 26 de mayo de 2003, se inicia el 2 de febrero de 2004, en los juzgados de Zaragoza, contra la aerolínea (UM Air), la contratista (Chapman Freeborn), y la aseguradora (Busin Joint). El juicio se celebra el 24 de enero de 2006 y se condena a las empresas a pagar 9,8 millones de euros de indemnización.

En nombre de la Junta Directiva de ASFASPRO y en el de todos sus socios, queremos enviar nuestras más sentidas condolencias a las familias de las víctimas del accidente ferroviario que tuvo lugar ayer en Santiago de Compostela, y desear una pronta recuperación a los que resultaron heridos en este grave accidente.

Queremos mostrar nuestro apoyo a las familias de los fallecidos y heridos en estos momentos tan difíciles para ellas.

Junta Directiva ASFASPRO

 

 

Un piloto del Ejército del Aire español ha fallecido, encontrándose herido otro militar,  como consecuencia del accidente del F-5(AE9-025), a las 9:47 horas de la mañana de hoy, en el que realizaban un vuelo de instrucción y que cayó al suelo en los alrededores de la Base Aérea de Talavera la Real, en Badajoz. Aparentemente el accidente se habría producido  debido a un fallo en los motores que provocó que el avión perdiera altura y colisionara finalmente contra el suelo.

El fallecido es el comandante instructor del vuelo, Ángel Álvarez Raigada, casado y con dos hijos y quien ha resultado herido de gravedad el alférez alumno, Sergio Santamaría de Felipe, que ha sido trasladado al hospital Infanta Cristina de Badajoz. El accidente se ha producido en la maniobra de aterrizaje, Defensa investiga ya las causas del mismo y la razón por la que los militares no se eyectaron del F-5, lo que podría deberse a la falta material de tiempo para abandonar la aeronave.

El avión siniestrado tenía programado un vuelo de instrucción cuando ha sufrido una emergencia tras el despegue, con parada de motor izquierdo. Los pilotos han decidido regresar a la base declarando emergencia y en la maniobra de aproximación para el aterrizaje el avión se ha precipitado contra el suelo, junto a la cabecera de la pista. La Comisión de Investigación Técnica de Accidentes de Aeronaves Militares (CITAAM) está determinando la causa exacta del accidente.

El Ejército del Aire ha perdido desde 1984, según recoge El Mundo de fuentes propias, dato que no hemos podido contrastar a estas horas,  12 aviones F-5, incluyendo el de hoy, en diferentes accidentes aéreos, con un balance de 14 pilotos muertos.

El avión de combate Northrop F-5 «Freedom Fighter» , biplaza, es utilizado por el Ejército del Aire para impartir la enseñanza de formación, tanto teórica como de vuelo (Fase de Caza y Ataque) a los alumnos del 5º Curso de la Academia General del Aire con formación básica de piloto y que ya han sido seleccionados para entrar en esta fase.

Considerado por el Ejército del Aire como un aparato óptimo para esta misión y con la más alta relación disponibilidad-costo de cuantos han pasado por la aviación española, se incorporó en 1970 al EA. Destinados en la entonces Ala número 21 (Morón de la Frontera), 464 Escuadrón (Gando) y antigua Escuela de Reactores, ahora Ala número 23 (Talavera la Real), los F-5 han llevado a cabo desde hace 40 años, un importante servicio en el Ejército del Aire, realizando misiones de enseñanza y tácticas.

El F-5 puede enorgullecerse de formar parte del historial de vuelo de todos y cada uno de los pilotos de caza del Ejército del Aire de hoy. Todos, desde comienzos de los años setenta, han pasado por Talavera y recibido con él las primeras enseñanzas de lo que es combatir desde el aire con un reactor.

Aeródromo de Talavera la Real (fuente Ejército del Aire)

En las proximidades de la actual Base Aérea, pero al otro lado del río Guadiana, existió una Escuela de pilotaje elemental desde 1937. La situación geográfica del campo de vuelo de Las Bardocas, que lo hacía muy vulnerable a las crecidas del río, obligó a la creación de un nuevo aeródromo con mejores condiciones.

Comprados en los años 40 los terrenos en las proximidades de Talavera la Real, la construcción de la actual Base Aérea comenzó en 1951, obras que avanzaban con un ritmo bastante pausado hasta que en el año 1953, ante la inminencia de la firma de los acuerdos de cooperación con EE.UU., reciben un impulso frenético debido a la llegada de los primeros aviones a reacción.

El 10 de diciembre de 1953 se creó la Escuela de Reactores, que se estableció en la "Base Aérea de Talavera la Real (Badajoz)". El primer curso comenzó en 1954 con los aviones que entraron en inicial por primera vez la tarde del 24 de marzo. Se trataba de los seis primeros T-33 (E-15), avión de dotación en la escuela con el que se realizaron casi 80.000 horas de vuelo en 49 cursos. El último vuelo de un T-33 en Talavera fue el 28 de mayo de 1973.

En 1958 se cierra el aeropuerto de Las Bardocas y se abre al tráfico civil, el 12 de septiembre, la Base Aérea de Talavera la Real. También en este año llegan los primeros F-86 Sabre (C.5). En 1959 se completa la dotación de 18 T-33 y 29 F-86. Los Sabre volaron en Talavera hasta el 16 de junio de 1969, realizando en este periodo 27.000 horas de vuelo y 32 cursos de transformación al avión. El Ju-52 estuvo operativo hasta el año 1968 y hubo diversos aviones de enlace que también ha tenido en dotación la unidad, como la I-115 y la Dornier.

En enero de 1965 se hizo pública la noticia de que se iban a fabricar en España 70 aviones del modelo F-5 A/B, lo que por una parte solucionaría el problema de la obsolescencia de los aviones de enseñanza en Talavera respecto a los de dotación en las unidades de caza, pero por otro demoraría la llegada del F-5 hasta el año 1970.

En abril de 1965 la Escuela de Reactores adopta una nueva orgánica, reuniendo en el 731 Escuadrón a todos los T-33 y en el 732 a todos los F-86. En el año 1968, tras la reorganización del Ejército del Aire, la Base Aérea de Talavera la Real pasa a depender de la 2ª Región Aérea.

El 12 de noviembre de 1970 llegaron a Talavera los tres primeros F-5B (CE.9), aviones que desde 1971 hasta la actualidad constituyen la dotación de la Unidad. Los 28 aviones se repartirían a partes iguales entre el 731 y 732 Escuadrones. En el año 1973 se iniciaron los trabajos para trasladar el TACAN a su actual ubicación dentro de la base.

En julio de 1978 se repara la pista, que tras 25 años en servicio no había sufrido ninguna mejora. El 16 de marzo de 1979 se celebraron los actos del 25 Aniversario de la Unidad, siendo presididos por S.M. el Rey, con gran participación de personas, unidades e instituciones. En el desfile aéreo participaron todos los aviones de caza del Ejército del Aire.

En julio de 1986 la Escuela pasa a depender del MATAC. El 24 de marzo de 1987 la escuela cambia su denominación por la de Ala 23 de Instrucción de Caza y Ataque, pasando los escuadrones a denominarse 231 y 232. Entre mayo y septiembre del año 1987 la pista de aterrizaje volvió a sufrir un proceso de recrecido y mejora.

En 1993, concretamente el día 24 de febrero, llega a Talavera el último de los F-5 del Ala 21, en un proceso por el cual toda la flora de este tipo (A/B/R) se concentra en Talavera. En el año 1997 se mejoran las instalaciones de la torre de control.

En el año 2003 se cumplieron los 50 años de la Base, pero un desgraciado accidente durante un ensayo del avión exhibidor hizo que se cancelaran los actos previstos para su celebración. No obstante, se editó el libro de Luis Soriano Guerry titulado "Base Aérea de Talavera la Real (Badajoz) 1953-2003", donde se puede encontrar información detallada de la historia de la Base Aérea.

Mientras tanto el Ala 23 sigue volando desde Talavera los F-5, que ya han sufrido tres procesos distintos y solapados de modernización, aunque ya sólo quedan en vuelo aviones biplaza, y continúa el flujo constante de oficiales del Ejército del Aire que año tras año adquieren en esta base su especialidad fundamental.

Fotografías: Northrop F-5 del Ala 23

Fuente: Defensa.com

MADRID, 4 Ago. (EUROPA PRESS) -

Un helicóptero Cougar del Ejército del Aire ha sufrido un pequeño accidente en Afganistán cuando se disponía a aterrizar del que los nueve componentes de su tripulación han resultado ilesos, según ha informado a Europa Press un portavoz del Ministerio de Defensa.

El accidente tuvo lugar cerca de la base de Columbus en Bala Murgab, en la provincia de Badghis, en el transcurso de una operación de evacuación de tres soldados americanos heridos.

Cuando el aparato se disponía a tomar tierra, el terreno cedió bajo la red izquierda del tren de aterrizaje y el helicóptero se inclinó, de forma que las palas de su rotor principal tocaron tierra.

Ante el incidente, sus nueve ocupantes actuaron siguiendo el protocolo de emergencia. Todos ellos resultaron ilesos y ya han vuelto a sus lugares de destino para retomar sus actividades.

Además, sus familias han sido también avisadas del accidente y de la ausencia de heridos.

 

Fuente: EuropaPress

Un avión C-101 de la Academia General del Aire de San Javier (Murcia) ha sufrido poco antes de las 11:00 horas de hoy un accidente en el término municipal de Meco (Madrid) en el que han fallecido sus dos tripulantes, un capitán instructor y un alférez alumno de 4º curso.

Se trataba de un vuelo de instrucción programado San Javier-Madrid-San Javier.

Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, supone la aceptación de la instalación de las mismas. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web.