EEUU cuenta con un nuevo sistema aéreo no tripulado... secreto

09/12/2013 - Atenea Digital -

La revista Aviation Week & Space Technology ha presentado el nuevo sistema aéreo no tripulado (UAS) secreto estadounidense. El UAS, que ya está volando, tiene una gran envergadura y ha sido desarrollado por Northrop Grumman.

Financiado a través del presupuesto clasificado de la Fuerza Aérea, el programa para construir este nuevo UAS, denominado RQ-180, fue contratado con Northrop Grumman en un concurso en que también participaron Boeing Lockheed-Martin. El RQ-180 realizará misiones ISR de gran penetración que Estados Unidos dejó de realizar tras la retirada de los aviones de reconocimiento SR-71 de Lockheed-Martin en 1998.

Según funcionarios de Defensa e Inteligencia el nuevo UAS secreto está diseñado para realizarmisiones de inteligencia, vigilancia y reconocimiento (ISR) y podría ser operativo en el año 2015.

El RQ-180 muestra una gran avance respecto a los actuales UAS al combinar la capacidad furtiva y una eficiencia aerodinámica. Dispone de sensores de radiofrecuencia, como unradar de barrido electrónico activo (AESA) y medidas de vigilancia electrónica pasivas, y es capaz de realizar misiones de ataque electrónico.

El diseño de este UAS es clave para el cambio de empleo de los medios ISR de la Fuerza Aérea desde un entorno permisivo, como los de Irak y Afganistán en los que actúan los UAS no furtivos Global Hawk de Northrop Grumman Predator Reaper de General Atomics, a un espacio aéreo en el que los medios de defensa aérea enemiga dificulten su acceso para realizar sus misiones.

Asimismo, confirma la decisión de la Fuerza Aérea de retirar una versión del RQ-4B Global Hawk después de 2014, a pesar de la resistencia del Congreso, y, aunque no se indicase, las declaraciones de altos mandos de la Fuerza Aérea en el Congreso, daban pistas de un posible nuevo avión no tripulado.

El RQ-180 supone un gran avance respecto al RQ-170 Sentinel de Lockheed-Martin, más pequeño, menos furtivo y de menor alcance, uno de los cuales fue derribado por Irán en diciembre de 2011. El RQ-180 podría ser controlado conjuntamente por la Fuerza Aérea y la CIA, como con otras operaciones de aviones dedicados a misiones ISR secretas.

El programa del RQ-180 pudo haber comenzado en 2008, cuando en la cuentas de la división de Sistemas Integrados de Northrop Grumman hubo un aumento en la carga de trabajo de 2.000 millones de dólares; este año podría haber comenzado la producción de aviones de preserie, en la que se prueban los aviones previamente a la aprobación de la producción de serie.

Cookies
Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web.