Defensa gastará en 2013 más del 75% de su presupuesto en personal

Defensa dedicará el próximo año 4.054 millones de euros a gastos de personal, más del 75% de los 5.936,99 millones de euros de los que dispondrá, según los Presupuestos Generales del Estado para 2013 aprobados ayer por el Consejo de Ministros.

El recorte del 6,01% en los presupuestos del próximo año respecto a los de 2012 incrementa el desequilibrio entre los ocho capítulos en los que se divide el Presupuesto del Ministerio de Defensa, que en los últimos cinco años se ha acentuado, sobre todo, por la caída de los gastos en el capítulo de inversiones, que se ha reducido en más del 76% desde 2008, y porque el capítulo 1, personal, es el "menos flexible" para hacer ajustes.

Defensa dedicó en 2008 al capítulo 6, inversiones, 2038,26 millones de euros, casi el 25% de los 8.230 millones de euros de los que dispuso. Para el próximo año, Defensa ha previsto una partida de 484,68 millones, en la que no se contemplan los pagos de los programas especiales de armamento, para los que se supone que se ha presupuestado, como se hizo este año, una cantidad que cubre los gastos operativos por participar en dichos programas. La cuantía que se asumirá dependerá de la negociaciones que lleva a cabo Defensa para "reconducir" los casi 30.000 millones de euros en los que se estima la conocida como "deuda de Defensa".

Más presupuesto o menos efectivos, la solución para equilibrar los capítulos

El 17 de abril comparecieron en Comisión de Defensa para analizar los presupuestos de 2012 el Secretario de Estado de Defensa, Pedro Argüelles, la Subsecretaria de Defensa, Irene Domínguez Alcahud, y el Jefe de Estado Mayor de la Defensa (JEMAD), almirante general Fernando García Sánchez. Los tres coincidieron en que era necesario subsanar las diferencias entre los diferentes capítulos del presupuesto y el JEMAD insistió en la necesidad de las "reformas e incremento presupuestario que permitan en el 2025" llegar a un equilibrio.

La reducción del peso de los gastos de personal tiene dos soluciones: el aumento de las partidas en los demás capítulos, lo que significaría incrementar el presupuesto de Defensa, o la reducción de los efectivos de las Fuerzas Armadas. En una coyuntura de crisis, con un presupuesto de Defensa que ha caído casi un 28% en los último cinco años, la primera solución parece más que complicada.

La subsecretaría de Defensa explicó en abril que los efectivos para este año eran 126.541, 3.402 menos que en 2011. El número de efectivos de las Fuerzas Armadas para 2013 quedará fijado en los Presupuestos, pero la ausencia de convocatorias este año de nuevas plazas de tropa y marinería, una escala que podría ver como sus efectivos bajan de 80.000, harán disminuir estas cifras. Y lo lógico es que sigan reduciéndose, según las palabras del JEMAD, que dijo que "deberán ajustarse con las previsiones de Fuerzas Armadas que se establezcan a largo plazo", es decir, según su informe "Visión 2025".

El capítulo 2 se reduce en más del 15%

El capítulo 2 de los presupuestos de Defensa, el dedicado a los gastos corrientes, dispondrá de 740,27 millones de euros, una reducción del 15,38% respecto a este año y del 31,03% respecto a 2008, cuando se invirtieron 1073,29. Para el JEMAD, la importancia de este capítulo para el funcionamiento de las Fuerzas Armadas "es muy grande", ya que es "el motor de financiación de las actividades de preparación, instrucción y adiestramiento de la Fuerza", además del apartado del que dependen las horas de funcionamiento de los vehículos, los buques y los aviones.

A falta de conocer los detalles, es probable que Defensa haya seguido la línea de los recortes de este año, en los que se intentó que afectasen lo "menos posible" a la operatividad, según el secretario de Estado, Pedro Argüelles. De este capítulo depende la continuidad de la Academia Básica de Suboficiales de Talarn y el Centro de Formación de Tropa de Cáceres.

Los presupuestos para 2013 no incluyen la totalidad de los gastos previstos en misiones internacionales, en las que este año, según explicó el Secretario de Estado, se prevé que se inviertan 766 millones de euros. Las misiones, para las que en 2012 y 2011 se presupuestaron poco más de 14 millones de euros, se financian con el Fondo de Contingencia, un procedimiento que el Tribunal de Cuentas, en un informe del mes de julio, criticó por su "falta de rigor y realismo". El JEMAD, en su comparecencia en la Comisión, reconoció que estos fondos "han permitido alcanzar los niveles de operatividad adecuados de las unidades desplegadas", pero nunca deben ser "una medida sustitutoria de los presupuestos regulares".

Cookies
Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web.