Llega a Rota el tercer destructor del escudo antimisiles de EEUU

30/04/2015 - Estrella Digital -

El navío 'USS Porter', el tercero de los cuatro destructores de la clase Arleigh Burke de misiles guiados que Estados Unidos (EEUU) destacará en España en el marco del escudo antimisiles de la OTAN, llega este jueves a la Base Naval de Rota (Cádiz), uniéndose así a los dos buques ya desplegados, el 'USS Donald Cook' y el 'USS Carney'.

Según explica en una nota la embajada de EEUU en España, este navío es parte de la contribución estadounidense a la arquitectura de defensa antimisiles de la OTAN, que la Alianza acordó desarrollar durante la Cumbre de Lisboa en noviembre de 2010 para proteger a las poblaciones europeas de la OTAN contra las crecientes amenazas que plantea la proliferación de misiles balísticos.

El estacionamiento de los cuatro destructores en Rota representa la contribución de España a la defensa de la OTAN contra misiles. El 'USS Porter' será recibido en la base con una ceremonia formal presidida por el Almirante de la Flota, Santiago Bolíbar Piñeiro, y el embajador de los EEUU en España, James Costos.

La Base Naval de Rota (Cádiz), según informa el Ministerio de Defensa, no tiene comparación con ninguna otra dependencia de la Armada, principalmente por su extensión, que abarca un área de 2.300 hectáreas y con un perímetro de 26 kilómetros, y sobre la que se asienta un puerto con 2.400 metros de línea de atraque para buques de gran porte y un aeródromo militar que en el transcurso del último año registró un tráfico de 21.000 aeronaves.

Otra característica diferencial, es la autorización de uso por la Marina de los EE.UU. de determinadas instalaciones, dependiendo directamente del AJEMA (jefe de Estado Mayor de la Armada) en este aspecto, y con una relación constante con el Comité Permanente Hispano-Norteamericano, que controla los aspectos relacionados con el Convenio de Cooperación para la Defensa entre el Reino de España y los Estados Unidos de Norteamérica.

El escudo antimisiles en Rota es la causa de la última modificación del convenio de Defensa entre España y Estados Unidos, una enmienda negociada entre 2011 y 2012, a caballo entre el último Gobierno de Rodríguez Zapatero y el comienzo de la legislatura de Rajoy. 

El convenio fue finalmente modificado en octubre de 2012 (y publicado en el BOE nueve meses más tarde), para "la autorización del estacionamiento en la base naval de Rota de los cuatro buques AEGIS de la Marina de los Estados Unidos de América y por consiguiente el uso de las instalaciones de apoyo".

Detalla la enmienda "las operaciones, administración, mantenimiento, comunicaciones, abastecimiento y almacenamiento de material y servicios de apoyo para una estación naval, incluida una unidad de tierra, mar y aire, un escuadrón de patrulla marítima, escuadrón de reconocimiento aéreo de la flota, destacamento de aeronaves basadas en porta-aeronaves para estacionamiento temporal, terminal de transporte aéreo militar, despliegue y tránsito de aeronaves de los Estados Unidos de América, atracaderos y fondeaderos y apoyo logístico de la flota, batallón de construcciones, estación naval de comunicaciones, compañía de fuerzas de seguridad, unidad de investigación criminal, destacamento para una terminal de correo aéreo, mando de gestión de los contratos de defensa, una instalación de información para vigilancia oceánica de la flota, depósito naval de combustibles, depósito de almacenamiento y estación meteorológica, así como las instalaciones que permitan el estacionamiento permanente de cuatro buques AEGIS de la Marina de los Estados Unidos de América y sus tripulaciones en la Base Naval de Rota".

La Armada norteamericana reconoce tener en Rota una de sus principales instalaciones. La base cuenta con alrededor de 3.000 ciudadanos norteamericanos (unos 900 militares, 400 trabajadores civiles y sus familias). Los cuatro destructores que se incorporan al escudo suponen otros 2.800 norteamericanos, entre 1.200 militares más los parientes que se instalan con ellos en España.

El navío 'USS Porter', el tercero de los cuatro destructores de la clase Arleigh Burke de misiles guiadosque Estados Unidos (EEUU) destacará en España en el marco del escudo antimisiles de la OTAN, llega este jueves a la Base Naval de Rota (Cádiz), uniéndose así a los dos buques ya desplegados, el 'USS Donald Cook' y el 'USS Carney'.

Según explica en una nota la embajada de EEUU en España, este navío es parte de la contribución estadounidense a la arquitectura de defensa antimisiles de la OTAN, que la Alianza acordó desarrollar durante la Cumbre de Lisboa en noviembre de 2010 para proteger a las poblaciones europeas de la OTAN contra las crecientes amenazas que plantea la proliferación de misiles balísticos.

El estacionamiento de los cuatro destructores en Rota representa lacontribución de España a la defensa de la OTAN contra misiles. El 'USS Porter' será recibido en la base con una ceremonia formal presidida por el Almirante de la Flota, Santiago Bolíbar Piñeiro, y el embajador de los EEUU en España, James Costos.

La Base Naval de Rota (Cádiz), según informa el Ministerio de Defensa, no tiene comparación con ninguna otra dependencia de la Armada, principalmente por su extensión, que abarca un área de 2.300 hectáreas y con un perímetro de 26 kilómetros, y sobre la que se asienta un puerto con 2.400 metros de línea de atraque para buques de gran porte y un aeródromo militar que en el transcurso del último año registró un tráfico de 21.000 aeronaves.

Otra característica diferencial, es la autorización de uso por la Marina de los EE.UU. de determinadas instalaciones, dependiendo directamente del AJEMA (jefe de Estado Mayor de la Armada) en este aspecto, y con una relación constante con el Comité Permanente Hispano-Norteamericano, que controla los aspectos relacionados con el Convenio de Cooperación para la Defensa entre el Reino de España y los Estados Unidos de Norteamérica.

El escudo antimisiles en Rota es la causa de la última modificación del convenio de Defensa entre España y Estados Unidos, una enmienda negociada entre 2011 y 2012, a caballo entre el último Gobierno de Rodríguez Zapatero y el comienzo de la legislatura de Rajoy. 

El convenio fue finalmente modificado en octubre de 2012 (y publicado en el BOE nueve meses más tarde), para "la autorización del estacionamiento en la base naval de Rota de los cuatro buques AEGIS de la Marina de los Estados Unidos de América y por consiguiente el uso de las instalaciones de apoyo".

Detalla la enmienda "las operaciones, administración, mantenimiento, comunicaciones, abastecimiento y almacenamiento de material y servicios de apoyo para una estación naval, incluida una unidad de tierra, mar y aire, un escuadrón de patrulla marítima, escuadrón de reconocimiento aéreo de la flota, destacamento de aeronaves basadas en porta-aeronaves para estacionamiento temporal, terminal de transporte aéreo militar, despliegue y tránsito de aeronaves de los Estados Unidos de América, atracaderos y fondeaderos y apoyo logístico de la flota, batallón de construcciones, estación naval de comunicaciones, compañía de fuerzas de seguridad, unidad de investigación criminal, destacamento para una terminal de correo aéreo, mando de gestión de los contratos de defensa, una instalación de información para vigilancia oceánica de la flota, depósito naval de combustibles, depósito de almacenamiento y estación meteorológica, así como las instalaciones que permitan el estacionamiento permanente de cuatro buques AEGIS de la Marina de los Estados Unidos de América y sus tripulaciones en la Base Naval de Rota".

La Armada norteamericana reconoce tener en Rota una de sus principales instalaciones. La base cuenta con alrededor de 3.000 ciudadanos norteamericanos (unos 900 militares, 400 trabajadores civiles y sus familias). Los cuatro destructores que se incorporan al escudo suponen otros 2.800 norteamericanos, entre 1.200 militares más los parientes que se instalan con ellos en España.

Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web.