F 110: la fragata de la Armada del futuro

19/01/2014 - Atenea Digital -

El 'sueño' de la Armada española es disponer en la próxima década, entre 2022 y 2025, de cinco unidades de las nuevas fragatas F 110, un buque que supondrá un nuevo concepto operativo y que sería uno de sus barcos 'estrella' hasta después de la década 2050. El mástil que integrará todas las antenas del barco y el sonar remolcado con capacidades antisubmarinas son dos de sus avances tecnológicos más destacados.

El objetivo de la Armada, según explico ayer en una reunión con periodistas el vice almirante José Luis Urcelay, jefe de la División de Planes del Estado Mayor, es que las futuras fragatas F-110 cubran los espacios que hay entre los actuales fragatas F-100 y los Buques de Acción Marítima (BAM). Sobre su cubierta operarán helicópteros SH-60 y los futuros Eurocopter NH-90.

El nuevo concepto operativo que estudia la Armada recoge que la principal característica de las F-110 es su aspecto 'multimisión', lo que le permitiría actuar en funciones de escolta de "unidades más valiosas", como el Buque de Proyección Estratégica 'Juan Carlos I', y también actuar en solitario en zonas próximas al litoral. Así, se dedicarán tanto a "operaciones de alta intensidad", lo que ahora hacen las fragatas de la clase 'Álvaro de Bazán', como a las "operaciones de baja intensidad"asignadas a los BAM.

La Armada ya ha fijado las "prestaciones y requisitos" y trabaja junto con Navantia e Indra en el desarrollo del buque. La premisa es aunar las cualidades antiaéreas de las fragatas F-100, "el mejor buque de escolta de Europa", con las de los BAM, que operan con una cuarta parte de la dotación necesaria en una fragata, y desarrollar, además, capacidades para trabajar conjuntamente con buques civiles.

El mástil que integrará los radares y los sistemas de comunicaciones, de guerra electrónica y los optrónicos -de vigilancia, navegación y puntería- es la novedad más avanzadas de las fragatas, que, según los estudios de la Armadas, no necesitaría equipar sistemas rotatorios y sería capaz de detectar trazas en "el horizonte y bajo el mar". El sonar remolcado aportaría la capacidad de guerra antisubmarina, uno de los 'defectos' de las F-100, que están más orientadas a cubrir las amenazas aéreas con su sistema de combate AEGIS.

La industria tiene, según explicó el almirante Ucelay, "un papel muy importante" en el desarrollo de las futuras F-110. La Armada considera que será un modelo "muy exportable" por su "nivel tecnológico muy avanzado" y porque reemplazarán a las fragatas F-80 de la clase 'Santa María', en servicio en la Armada desde hace treinta años y que están basadas en las fragatas estadounidenses de la clase 'Oliver Hazard Perry'.

Los futuros programas de renovación de las fragatas basadas en las 'Oliver Hazard Perry' en otros países que las tienen en su flota, como Australia, Turquía o Egipto, serán el objetivo de Navantia con su futura F-110. El buque, representa, según reconoció a Atenea el almirante José María Sanjurjo, director adjunto de Relaciones Institucionales de Navantia, el "mejor ejemplo la nueva estrategia de la empresa".

Así será la fragata F-110

 

 

 

 

Cookies
Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web.