Tras más de tres semanas de vigencia del estado de alarma se están abriendo paso en los medios de comunicación aspectos que inicialmente no atraían la atención y ahora van haciéndose un hueco. Uno de ellos es el papel de las Fuerzas Armadas en la resolución de la crisis, cuando son un elemento que normalmente no aparece en la escena pública. Y quizás por este mismo motivo se puede comprobar que se echa mano de mucho tópico en numerosos artículos e intervenciones en los medios de comunicación. El último asunto a colación ha sido la discusión sobre la conveniencia o no de patrullas mixtas de Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado (FCSE) y Fuerzas Armadas (FAS) para realizar labores de seguridad ciudadana.

Los hombres y mujeres de las Fuerzas Armadas han salido de sus cuarteles participando en una operación militar en territorio nacional, la Operación Balmis, y se comportan con la misma profesionalidad, seriedad y humildad con la que vienen realizando las misiones en el exterior, cualidades que ya ha sido reconocidas por nuestros aliados y por las naciones anfitrionas. Desgraciadamente los españoles pueden verlo ahora bien de cerca y ojalá no hubieran tenido que comprobarlo en estas circunstancias. La realidad es que las Fuerzas Armadas están utilizando sus múltiples capacidades en apoyo a las necesidades que la situación plantea: descontaminación/desinfección, instalación de hospitales de campaña, fabricación de medicamentos, transportes de todo tipo, traslado de cadáveres… y también protección de fronteras y vigilancia en las calles. Y aquí parece que se disparan algunas alarmas. De forma injustificada se despiertan viejos fantasmas y se alimentan prejuicios gratuitos con la falta de conocimiento del trabajo diario de nuestros militares: que si patrullas mixtas, que si competencia entre cuerpos y entre ministerios…, que solo enturbian la imagen del conjunto de servidores públicos que están poniendo su esfuerzo y su sacrificio para el bienestar colectivo de la ciudadanía.

Orden SND/296/2020, de 27 de marzo, por la que se establecen medidas excepcionales para el traslado de cadáveres ante la situación de crisis sanitaria ocasionada por el COVID-19.

Ciertamente, la situación extraordinaria en la que vivimos nos trae incoherencias involuntarias o provocadas.

Un día el presidente del Gobierno nos dice que ya no nos percibe como un gasto superfluo y, otro, la ministra de Defensa nos agradece la entrega y el esfuerzo.

Un día el Gobierno dice que la situación era impredecible y, otro, se descubre que el Ministerio de Defensa pidió numeroso material médico a la OTAN el 9 de marzo, 5 días antes del Real Decreto por el que se declaró el estado de alarma.

El Subsecretario de Defensa ha emitido una circular por la que se establecen varias medidas de seguimiento y apoyo al personal retirado de las Fuerzas Armadas, así como a los cónyuges viudos y huérfanos de dicho personal retirado que, bien por su avanzada edad, por enfermedad, por tratarse de personas con discapacidad, o por carecer de un entorno de apoyo cercano, se encuentren en situación de especial vulnerabilidad.
 
Las Delegaciones y Subdelegaciones de Defensa y las Delegaciones Provinciales y Regionales del ISFAS, en su correspondiente ámbito territorial de actuación, se pondrán en contacto telefónico, telemático o de cualquier otro modo, con aquel personal del que se tenga conocimiento que pudiera encontrarse en situación de vulnerabilidad, al efecto de conocer sus necesidades y realizarán las gestiones oportunas para la atención de dichas necesidades.
 
La asistencia consistirá en la realización de un apoyo personal e individualizado en orden atender las necesidades que pudieran plantear, bien competencia del Ministerio de Defensa, bien de otras administraciones o instituciones y organismos a los que, en su caso, se canalizarán esas necesidades.
 

Circular Subsecretario 270320

Circular Subsecretario de Defensa

(Clicar en la imagen para ver la información)

 

gestion y tipos de apoyos solicitados covid 19

 

La ministra de Defensa, Margarita Robles, ha hecho llegar al Presidente de la Asociación Profesional de Suboficiales de las Fuerzas Armadas (ASFASPRO) la siguiente Carta de Agradecimiento. Palabras que nos ruega traslademos a todos nuestros socios y resto de compañeros.

 

CARTA Ministra ASFASPRO 1CARTA Ministra ASFASPRO 2

…A las Fuerzas Armadas y a la Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado que ahora percibimos como un escudo insustituible y no como un gasto superfluo”.

Presidente del Gobierno. Palacio de la Moncloa, 21 de marzo de 2020.

 

Parece que este maldito virus no solo nos trae muerte, dolor y miseria, sino que saca a relucir en nuestros más altos gobernantes percepciones asentadas en un atrasado resentimiento hacia las Fuerzas Armadas absolutamente ayuno de razón.

Resentimiento desenterrado e impropio de cualquier democracia avanzada, que pone en duda la profesionalidad de unos y en peligro la seguridad de todos. Esa seguridad que sólo se percibe cuando no se posee, de forma similar a la libertad deambulatoria, que es realmente apreciada cuando queda restringida a la terraza de casa.

La Operación Balmis amplia su dispositivo hasta los 3.111 militares de la UME, del Ejército de Tierra y de la Armada Española que están colaborando en trabajos de desinfección, reconocimiento y vigilancia en 203 localidades.

 

ACCIONES LLEVADAS A CABO POR LAS FUERZAS ARMADAS

Entre otras las Fuerzas Armadas están llevando a cabo las siguientes labores:

  • Labores de desinfección en residencias de mayores.
  • Desinfección de aeropuertos y puntos críticos.
  • Traslado de pacientes entre centros hospitalarios de Madrid.
  • Transporte de comida del Banco de Alimentos.
  • Aportación, asesoramiento técnico para el montaje y material (camas o módulos de duchas y aseos) para campamentos para personas sin hogar o el hospital levantado en IFEMA.
  • Hospital de campaña de la UME contra el coronavirus en Barcelona.
  • Transporte de diverso material de desinfección a Canarias.
  • Realización de patrullas mixtas con la Guardia Civil.
  • El Centro Militar de Farmacia de la Defensa ayuda con la fabricación de productos y medicamentos.
  • Apoyará a la Guardia Civil en la vigilancia del perímetro fronterizo de Melilla.

 El Jefe del Estado Mayor de la Defensa, general del Aire Miguel Angel Villaroya, ha confirmado que están desplegados los siguientes efectivos:

Tras repasar varias veces la web del Instituto Social de las Fuerzas Armadas no ha sido posible encontrar información sobre el “proceder administrativo” de los afiliados, titulares y beneficiarios, ante el Coronavirus. No sobre la enfermedad en sí, que es ofrecida a través de un enlace con la web oficial del Ministerio de Sanidad, sino respecto a la asistencia sanitaria.

En caso de tener algún síntoma relacionado con el Coronavirus Covid-19:

- ¿Qué debo hacer si tengo la modalidad de Sanidad Militar?

- ¿Qué debo hacer si tengo la modalidad de Servicios de Salud de las Comunidades Autónomas e INGESA (Ceuta y Melilla)?

- ¿Qué debo hacer si tengo la modalidad de Entidades de Seguro de Asistencia Sanitaria ASISA o ADESLAS?

Existe en la sociedad la preocupación por instaurar de manera real la igualdad hombre-mujer. Se recalca la necesidad de igual trabajo, igual salario, igual oportunidades. En general se pone el acento en la “necesidad de promover a las mujeres en su profesión”. A ella responde el convenio que con buena voluntad firmó el pasado 23 de octubre el Ministerio de Defensa con el Instituto de la Mujer1. Buena voluntad en el terreno de las ideas, porque lo malo es que mientras una mano del ministerio trabaja para abrir mentes y posibilidades, otra mano del mismo ministerio las cierra para algunas de las mujeres que visten el uniforme.

Pisando la realidad nos encontramos con que las mujeres de la categoría militar intermedia, las suboficiales de las Fuerzas Armadas, se ven frenadas en su promoción profesional, y mucho más negro es su panorama si osan compararlo con las suboficiales de la Guardia Civil. La diferencia es abismal. La limitación, curiosamente, no les viene por ser mujeres sino precisamente por ser suboficiales. El techo de cristal con el que se encuentran no tiene que ver con su género sino con los galones que lucen en su uniforme.

Desgraciadamente, se ha cumplido nuestro vaticinio, otra Pascua Militar con grandes discursos y solo buenas palabras, con escasas referencias a los problemas reales de los militares. Si aquí se han definido los retos y objetivos de nuestro futuro, lo tenemos claro. Es decir, muy negro.

Agradecemos a la señora Ministra de Defensa la mención en su discurso al papel de las Asociaciones Profesionales, pero a tenor del resto de párrafos de su intervención parece que nos escucha poco. En ASFASPRO llevamos mucho tiempo incidiendo en los grandes problemas de retribuciones y de promoción profesional, que sufren los hombres y mujeres de las Fuerzas Armadas, especialmente los suboficiales, y no se ha dedicado a los mismos ni una sola palabra. Los militares sufrimos una gran desigualdad en nuestras retribuciones respecto a la de otros servidores públicos que si ven reconocido su esfuerzo, como sucede con los miembros de la Guardia Civil, cuyos guardias rasos ven cómo superan el salario de los sargentos y tenientes de las Fuerzas Armadas (con muchos más años de formación y de experiencia).

Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, supone la aceptación de la instalación de las mismas. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web.