ASFASPRO ha elaborado y presentado 3 nuevas propuestas para su debate en el próximo pleno del Consejo de Personal (13/02), todas ellas de máximo interés para la Escala de Suboficiales.


06/05/2013 - Nota de prensa publicada en la Web Ministerio de Defensa

En la sede el Ministerio.

El Pleno del Consejo de Personal de las Fuerzas Armadas, bajo la presidencia de la subsecretaria de Defensa, Irene Domínguez-Alcahud, se ha reunido hoy en sesión extraordinaria,  a instancia de las tres asociaciones profesionales que forman parte del Consejo, para tratar las circunstancias y condiciones del ejercicio de la libertad de expresión de miembros de las Fuerzas Armadas,

Los representantes del Ministerio de Defensa en el Consejo de Personal han manifestado la imposibilidad de realizar valoración alguna en este órgano consultivo sobre esta cuestión, pronunciamiento que habían solicitado los representantes de las asociaciones de personal a propósito de la sanción disciplinaria impuesta al presidente de la Asociación Unificada de Militares Españoles (AUME), subteniente Jorge Bravo Álvarez.

Los representantes del Ministerio han recordado al respecto que las sanciones disciplinarias son materia reservada, según acuerdo de Consejo de Ministros de fecha 28 de noviembre de 1986.

Asimismo, han puesto de relieve que la regulación del derecho a la libertad de expresión de los miembros de las Fuerzas Armadas y sus límites se encuentra recogida en el artículo 11 de la actual Ley Orgánica de Derechos y Deberes de los miembros de las Fuerzas Armadas.

Por último, los representantes ministeriales han subrayado que, de acuerdo a la legislación vigente, los representantes de las asociaciones en el Consejo de Personal tienen derecho a la libertad de expresión con iguales condiciones y límites que cualquier militar.

ASFASPRO informa sobre el Consejo Extraordinario de Personal de las Fuerzas Armadas del día 06/05/2013.

Celebrado esta mañana a las 10:00 horas bajo la presidencia de la Sra. Subsecretaria de Defensa, no se ha valorado en profundidad el reciente arresto del Presidente de AUME, dado el carácter reservado de las sanciones disciplinarias.

Respecto a la libertad de expresión de los representantes de las asociaciones profesionales, se ha hecho patente la dificultad de establecer unos límites precisos, quedando a las resoluciones judiciales tal tarea. Sin duda, el futuro Régimen Disciplinario, que próximamente entrará en trámite parlamentario, también podrá puntualizar este derecho.

Aunque, a tenor de lo expuesto por los responsables de Defensa, seguimos en la misma nube de incertidumbre, ASFASPRO considera que este Pleno extraordinario ha supuesto un impulso al Consejo como marco de diálogo y debate entre las asociaciones profesionales y el Ministerio de Defensa.

 

 

miércoles, 24/04/13 - lainformacion.com

La asamblea extraordinaria del Consejo de Personal de las Fuerzas Armadas que han pedido las asociaciones para hablar de la libertad de expresión de los militares se celebrará el próximo 6 de mayo.
Fuentes asistentes a la comisión preparatoria de ese Consejo extraordinario, que hoy tuvo lugar en el Ministerio de Defensa, precisaron a Servimedia que esa fecha será finalmente la elegida para la asamblea, a las 10.00 horas en la sede ministerial. Según aseguraron, los límites a la libertad de expresión de los representantes de los militares serán el tema central del orden del día, aunque éste no está aún concretado del todo.
Las tres asociaciones profesionales que tienen presencia en el Consejo, la Asociación Unificada de Militares Españoles (AUME), la Asociación Profesional de Suboficiales (Asfaspro) y la Asociación de Militares de Tropa y Marinería (AMTM), solicitaron dicha asamblea extraordinaria a raíz del arresto del presidente de AUME, Jorge Bravo. Su unanimidad obliga a convocarla.
Bravo fue condenado a un arresto de un mes y un día, que cumple en el establecimiento disciplinario de la base de San Pedro (Colmenar Viejo), por haber reclamado en un medio de comunicación que los recortes presupuestarios en Defensa se apliquen sobre los actos y festejos militares superfluos y no sobre los salarios y derechos del personal militar.
Ante esta medida, las asociaciones interpelarán al Ministerio cuáles son los límites que tienen en su libertad de expresión para defender o reivindicar los derechos de sus asociados, porque su supeditación a la disciplina militar y a la supuesta seguridad del Estado puede conducir a interpretaciones restrictivas del Régimen Disciplinario que dejen sin sentido el propio asociacionismo militar.
No obstante, fuentes de Defensa puntualizaron que el tema concreto del arresto de Bravo, por tratarse de un asunto disciplinario, no podrá ser tratado en la reunión extraordinaria del Consejo, si bien será inevitable que se mencione en el debate más amplio sobre la libertad en las Fuerzas Armadas que ha suscitado el caso del presidente de AUME.

(SERVIMEDIA)

M.Ángeles Moya / Madrid   miércoles, 10 de abril de 2013 ATENEA DIGITAL

El Ministerio de Defensa no convocará una reunión extraordinaria del Consejo de Personal de las Fuerzas Armadas como había solicitado ASFASPRO (Asociación Profesional de Suboficiales de las Fuerzas Armadas) a raíz del arresto, por un mes y un día, del presidente de la AUME (Asociación Unificada de Militares Españoles), el subteniente Jorge Bravo.

Según fuentes del Departamento que dirige Pedro Morenés consultadas por ATENEA, la próxima reunión del Consejo se celebrará cuando corresponda, pero, en ningún caso, antes de lo previsto.

ASFASPRO, una de las tres asociaciones que forman parte del Consejo, había solicitado una reunión extraordinaria para que sus miembros fuesen informados "de las circunstancias concretas en las que se ha producido" la sanción de Bravo, así como de los límites al derecho a la libertad de expresión que Defensa "pretende aplicar a los miembros del Consejo en el ejercicio de sus funciones como tales y en su relación con los medios de comunicación".

El arresto a Jorge Bravo se produjo hace una semana (desde entonces se encuentra en el establecimiento disciplinario militar de la base 'San Pedro', en la localidad madrileña de Colmenar Viejo) por una declaraciones que efectuó en julio de 2012 criticando los recortes llevados a cabo por el Gobierno.

En sus declaraciones, el subteniente, en calidad de presidente de AUME, apuntaba la posibilidad de recortar en gastos superfluos (festejos, celebración de aniversarios, actos públicos, etcétera) para evitar recortes de otro tipo en las retribuciones de los militares.

Sus palabras, pronunciadas públicamente, y de las que se hicieron eco diversos medios de comunicación, fueron consideradas falta grave en virtud del artículo 8.18 del Régimen Disciplinario de las Fuerzas Armadas (que data del año 1998 y que se encuentra en proceso de revisión).

En dicho artículo se especifica que es falta grave "hacer reclamaciones, peticiones o manifestaciones contrarias a la disciplina o basadas en aseveraciones falsas" y "realizarlas a través de los medios de comunicación social o formularlas con carácter colectivo". Tras producirse el arresto, AUME convocó una concentración, frente al Ministerio de Defensa, que tendrá lugar el próximo 27 de abril, para protestar por la sanción impuesta a su presidente.

Fotografía: Ministerio de Defensa

Manifiesta su total oposición a cualquier recorte de derechos que otorgan las leyes en vigor y se solidariza con AUME y la figura de su presidente


Ante las noticias aparecidas en prensa relativas a la sanción disciplinaria impuesta al presidente de AUME, y desconociendo las circunstancias y hechos exactos de la misma, ASFASPRO quiere definir su postura, matizando y dejando claro algunas irrenunciables cuestiones que le afectan de forma muy directa.


La Ley Orgánica 9/2011, de 27 de julio, de Derechos y Deberes de los miembros de las Fuerzas Armadas y el Reglamento del Consejo de Personal establecen que los representantes de las asociaciones profesionales tienen el derecho a expresarse libremente en el ejercicio de sus funciones, que no son otras que promocionar y defender los intereses profesionales, económicos y sociales de sus asociados.


Por ello, ASFASPRO ha solicitado al presidente del Consejo de Personal una sesión extraordinaria del Pleno que informe de las circunstancias concretas en las que se ha producido la citada sanción, así como de cara al establecimiento extrajudicial de los límites del derecho a la libertad de expresión, que el Ministerio de Defensa pretende aplicar a los miembros del citado Consejo en el ejercicio de sus funciones como tales y en su relación con los medios de comunicación.


En todo caso, preocupa a ASFASPRO lo que pudiera resultar, indiciariamente, un intento de limitación de la necesaria libertad de expresión que debe suponerse a los miembros del Consejo de Personal de las Fuerzas Armadas, en el ejercicio de sus legítimos derechos de defensa de los intereses profesionales de sus representados y una posible disminución de la relación de los mismos con los medios de comunicación, lo cual, de objetivarse, no beneficiaría precisamente la incipiente democratización y apertura de la institución.


Además, sorprende la escrupulosidad en el cumplimiento de la ley para sancionar unas simples declaraciones y que, sin embargo, no se actúe con igual esmero con los miles de problemas de los militares, con las propuestas de las asociaciones en el Consejo de Personal, con la creación del Observatorio de la vida militar o con la modificación de la Ley de la Carrera Militar.


Por último, ASFAPRO agradecería que aquellas organizaciones que ahora manifiestan su disconformidad con lo acontecido, defendieran con el mismo ahínco y vehemencia el cumplimiento del resto del articulado de la Ley de Derechos y Deberes.

Manifiesta su total oposición a cualquier recorte de derechos que otorgan las leyes en vigor y se solidariza con AUME y la figura de su presidente


5 de abril de 2013.- Ante las noticias aparecidas en prensa relativas a la sanción disciplinaria impuesta al presidente de AUME, y desconociendo las circunstancias y hechos exactos de la misma, ASFASPRO quiere definir su postura, matizando y dejando claro algunas irrenunciables cuestiones que le afectan de forma muy directa.


La Ley Orgánica 9/2011, de 27 de julio, de Derechos y Deberes de los miembros de las Fuerzas Armadas y el Reglamento del Consejo de Personal establecen que los representantes de las asociaciones profesionales tienen el derecho a expresarse libremente en el ejercicio de sus funciones, que no son otras que promocionar y defender los intereses profesionales, económicos y sociales de sus asociados.


Por ello, ASFASPRO ha solicitado al presidente del Consejo de Personal una sesión extraordinaria del Pleno que informe de las circunstancias concretas en las que se ha producido la citada sanción, así como de cara al establecimiento extrajudicial de los límites del derecho a la libertad de expresión, que el Ministerio de Defensa pretende aplicar a los miembros del citado Consejo en el ejercicio de sus funciones como tales y en su relación con los medios de comunicación.


En todo caso, preocupa a ASFASPRO lo que pudiera resultar, indiciariamente, un intento de limitación de la necesaria libertad de expresión que debe suponerse a los miembros del Consejo de Personal de las Fuerzas Armadas, en el ejercicio de sus legítimos derechos de defensa de los intereses profesionales de sus representados y una posible disminución de la relación de los mismos con los medios de comunicación, lo cual, de objetivarse, no beneficiaría precisamente la incipiente democratización y apertura de la institución.


Además, sorprende la escrupulosidad en el cumplimiento de la ley para sancionar unas simples declaraciones y que, sin embargo, no se actúe con igual esmero con los miles de problemas de los militares, con las propuestas de las asociaciones en el Consejo de Personal, con la creación del Observatorio de la vida militar o con la modificación de la Ley de la Carrera Militar.


Por último, ASFAPRO agradecería que aquellas organizaciones que ahora manifiestan su disconformidad con lo acontecido, defendieran con el mismo ahínco y vehemencia el cumplimiento del resto del articulado de la Ley de Derechos y Deberes.

 

EFE - 26 de marzo de 2013 - TERRA NOTICIAS


La Asociación Profesional de Suboficiales de las Fuerzas Armadas (ASFASPRO) ha lamentado que el Consejo de Personal de las Fuerzas Armadas ignore la mayoría de propuestas planteadas por las asociaciones militares.

Esta asociación, una de las asistentes a la última reunión del pleno del Consejo de Personal, considera que este órgano de interlocución entre asociaciones militares y Defensa se ha convertido en un mero trámite para la aprobación de normativa, ignorando la mayoría de las quince propuestas presentadas por las asociaciones profesionales.

Explica en un comunicado que Defensa ha rechazado las propuestas de Comisión permanente de normativa y Comisión de trabajo sobre el Reglamento de evaluaciones y ascensos.

También se han rechazado otras iniciativas de las asociaciones como la modificación del reglamento de enseñanza y promoción para eliminar el número máximo de convocatorias y aumentar las edades máximas para promocionar a escalas de oficiales,

Durante el pleno del Consejo de Personal, ASFASPRO ha dejado clara su preocupación por la actual situación de envejecimiento de la escala de suboficiales -producto de la aplicación de las tres últimas leyes de personal- en la que el 70 por ciento de sus integrantes supera los 40 años.

Según la representación del Ministerio de Defensa en el Consejo en el último pleno se admitieron varias de las propuestas de las asociaciones, que repercutirán en una mejora en el régimen de personal de las Fuerzas Armadas.

El órgano ignora la mayoría de propuestas planteadas por las asociaciones militares

25 de marzo 2013.– Tras la celebración del primer Pleno del Consejo de Personal de este año, el pasado viernes 22, ASFASPRO considera que este órgano de interlocución entre asociaciones militares profesionales y Defensa se ha convertido en un mero trámite para la aprobación de normativa, ignorando la mayoría de las quince propuestas y alegaciones presentadas por las asociaciones profesionales.

Asuntos planteados por ASFASPRO en el Pleno

Las propuestas de Comisión permanente de normativa y Comisión de trabajo sobre el Reglamento de evaluaciones y ascensos con el fin de proponer mejoras han sido rechazadas por la subsecretaria de Defensa, presidenta del Consejo. La primera porque supondría un obstáculo a la ya labor compleja de elaboración normativa del Ministerio, y la segunda porque no hay borrador de norma que justifique tal comisión. Los problemas sobre ascensos y evaluación, incluido el informe personal de calificación (IPEC), no desaparecen aunque el Ministerio se niegue a constituir una comisión.

El órgano ignora la mayoría de propuestas planteadas por las asociaciones militares


25 de marzo 2013.– Tras la celebración del primer Pleno del Consejo de Personal de este año, el pasado viernes 22, ASFASPRO considera que este órgano de interlocución entre asociaciones militares profesionales y Defensa se ha convertido en un mero trámite para la aprobación de normativa, ignorando la mayoría de las quince propuestas y alegaciones presentadas por las asociaciones profesionales.

Asuntos planteados por ASFASPRO en el Pleno

Las propuestas de Comisión permanente de normativa y Comisión de trabajo sobre el Reglamento de evaluaciones y ascensos con el fin de proponer mejoras han sido rechazadas por la subsecretaria de Defensa, presidenta del Consejo. La primera porque supondría un obstáculo a la ya labor compleja de elaboración normativa del Ministerio, y la segunda porque no hay borrador de norma que justifique tal comisión. Los problemas sobre ascensos y evaluación, incluido el informe personal de calificación (IPEC), no desaparecen aunque el Ministerio se niegue a constituir una comisión.

La modificación del Reglamento de enseñanza y promoción, (Real Decreto 35/2010, de 15 de enero) para eliminar el número máximo de convocatorias y aumentar las edades máximas para promocionar a escalas de oficiales, también ha sido rechazada por el Consejo, alegando que sería injusto para el ingreso directo. No ha sido suficiente reiterar, entre otros argumentos, que tan solo el 5,35% de los suboficiales tienen menos de 31 años y el 70% más de 40.

Respecto a la creación de una Comisión temporal sobre jornada y horario de trabajo, el Ministerio prepara la modificación de la Orden Ministerial 121/2006, de 4 de octubre, y hasta que no tenga elaborado un borrador no se constituirá esta comisión. Es la segunda ocasión que ASFASPRO lleva esta propuesta y el resultado ha sido similar.

Por otra parte, el director general de Enseñanza y Reclutamiento estudiará de nuevo la propuesta sobre la modificación de la disposición transitoria de pruebas físicas para ingreso y superación de planes de estudios en los Centros Docentes Militares.

Además, gracias a la buena predisposición del jefe del Mando de Personal del Ejército de Tierra, el Pleno ha autorizado a realizar contactos directos con el fin de trasladar todos los problemas y propuestas que plantea ASFASPRO sobre los suboficiales especialistas del Ejército de Tierra.

Problemática de los suboficiales

Durante la celebración del Pleno del Consejo de Personal, ASFASPRO ha dejado clara su preocupación por la actual situación de envejecimiento de la escala de suboficiales – producto de la aplicación de las tres últimas leyes de personal– en la que el 70% de sus integrantes supera los 40 años. No hay una clara apuesta por el rejuvenecimiento, ni favoreciendo la promoción ni facilitando el pase a la reserva.

La promoción profesional sigue jalonada de obstáculos que la dificultan e incluso llegan a impedirla. Actualmente los suboficiales que acceden por promoción con titulación universitaria deben superar un plan de estudios de dos cursos. Si los planes de estudios son de igual duración que los del personal civil que pretende acceder por vez primera a las Fuerzas Armadas, parece claro que la experiencia militar previa equivale a la nada más absoluta. Con esta filosofía no se entiende el SAPROMIL, proyecto que pretende incorporar a empresas y organismos civiles a diverso personal de todas las escalas que abandona las Fuerzas Armadas, argumentando precisamente su formación y experiencia profesional.

El propio Ministerio reconoce la falta de oficiales en sus primeros empleos (teniente y capitán) por lo que traspasa sus funciones a los suboficiales, pero no les permite promocionar a estos empleos alegando principalmente la edad. Con 45 años un brigada puede ser y tener la responsabilidad de jefe de sección en Afganistán pero no puede promocionar, sin titulación universitaria, a teniente jefe de sección.

Tal y como han anunciado algunos medios de comunicación es probable que se aprueben 60 plazas para el ingreso directo con titulación en el Cuerpo General de la Escala de Oficiales del Ejército de Tierra.

Existiendo más de 1.000 suboficiales con carreras universitarias y muchos otros que están a punto de graduarse o cursando estudios actualmente, con experiencia más que acreditada en multitud de situaciones y misiones, además de haber cumplido o estar cumpliendo en numerosas ocasiones cometidos de oficial. ¿Por qué no se incentiva a este personal para que efectúe la promoción a la escala de oficiales? Y en el caso de que accedan, ¿por qué tienen que realizar los mismos períodos formativos que alguien que jamás ha servido en las Fuerzas Armadas?

Desde ASFASPRO esperan que los representantes del Ministerio tengan la capacidad de comprender la situación desde la perspectiva del militar, que desarrolla tareas muy exigentes en condiciones muy duras y que por ello, necesita cierta satisfacción personal y valoración dentro de la institución.

Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, supone la aceptación de la instalación de las mismas. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web.
Cómo configurar Aceptar