El Trident Juncture 2015 llega a su paso del “Ecuador logístico”

06/11/2015 - emad.mde.es

 

Cuando la fase real o “LIVEX” finaliza y, con ella, el ejercicio “Trident Juncture 2015” (TRJE 15), se puede hacer balance de lo que ha supuesto en datos logísticos la mitad del trabajo desarrollado por los logistas. Porque, para más de un millar de militares de una docena de países, el día 6 de noviembre no es el final del mayor ejercicio de la Alianza en la última década, es nuestro “paso del Ecuador”.

Comienza el “Reverse RSOM” (Recepción, transición y movimiento a vanguardia, por el acrónimo en inglés), el repliegue, la vuelta a casa de nuestros compañeros de armas de una veintena de países.

Desde mediados de septiembre, personal multinacional ha gestionado, desde Zaragoza, casi mil doscientas misiones. “Misión” define el movimiento que supone transportar desde sus bases hasta su destino final a los militares que han participado en el TRJE 15. Tres cuartas partes de estos desplazamientos se han producido en España, la mayor parte por carretera y uno por tren desde Bilbao hasta la estación del Centro Nacional de Adiestramiento (CENAD) de San Gregorio en Zaragoza.

El Cuartel General del Grupo de Apoyo Logístico Conjunto (JLSG, siglas en inglés de Joint Logistic Support Group), cuyo embrión es la Brigada Logística del Ejército de Tierra español, ha gestionado el traslado de más de 26.000 personas y también ganado, ocho mulos del Ejército alemán, en los tres países escenario del ejercicio: Portugal, Italia y España. Un setenta por ciento se han movido en nuestro territorio, con más de mil misiones acumuladas.

Tres mil vehículos han transitado por las carreteras españolas, monitorizados permanentemente, 7/24, día y noche, desde el Centro de Operaciones del JLSG en Zaragoza. De ellos, casi 1.400 entraron por los puertos de Sagunto y Bilbao. El volumen de contenedores no ha sido trivial, hasta ahora se han movido casi 2.000 en España, la mitad por carretera.

La unidad multinacional de combustible, pionera en este tipo de ejercicios, ha dispensado más de 1,2 millones de litros de carburante en el CENAD de San Gregorio, adoptando todas las medidas de seguridad requeridas para anular el impacto medioambiental.

Y todo ello: desembarcos, convoyes, escoltas, recuperación de vehículos, kilómetros recorridos, etc., sin incidentes reseñables.

Queda la mitad del trabajo por realizar, el Reverse RSOM, el repliegue que finalizará cuando en un par de semanas los últimos soldados aliados regresen a sus destinos.

Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, supone la aceptación de la instalación de las mismas. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web.