23.000 euros por muerte en acto de servicio

06/10/2013 - ECD Defensa -

El gabinete de Pedro Morenés acaba de firmar un contrato con una aseguradora para cubrir posibles accidentes y fallecimientos en acto de servicio de los militares españoles. El contrato, por 4,5 millones de euros, cubre todo el año 2014.

Según las condiciones del contrato, recogidas en los pliegos, se beneficiarán de esta póliza de vida los militares de carrera y complemento de los tres ejércitos –y Cuerpos Comunes-, así como militares de tropa y marinería mientras se encuentren en servicio activo o reserva ocupando destino.

También se aplicará a los alumnos de centros docentes militares –incluida la Guardia Civil- y a los reservistas voluntarios que se encuentren en situación de activados. Quedan exentos de la póliza aquellos militares que participen en misiones de paz o de mantenimiento de la seguridad en el extranjero, así como aquellos que sufran enfermedades o deceso por contaminación radiactiva.


La cuantía de indemnizaciones ascienden a 23.000 euros de indemnización en caso de fallecimiento, 46.400 en caso de invalidezabsoluta, sumando otros posibles 24.000 en caso de necesidad de adaptar la vivienda y 12.000 en el caso de ser necesaria una silla de ruedas.


El criterio principal de la elección de la aseguradora que se hará cargo del contrato ha sido a aquella “más económica”, con un total de 69 puntos sobre los cien.


Entre el resto de criterios a valorar se han valorado la existencia de un servicio de asesoramiento legal y fiscal en cuestiones de sucesión patrimonial, así como del resto de trámites burocráticos obligatorios tras un deceso.


La aseguradora, además, debe comprometerse a disponer de un teléfono operativo –cinco días a la semana- y gratuito para los beneficiarios con el fin de resolver dudas sobre las pólizas y sus condiciones. También se valora positivamente la cobertura de gastos indirectos

Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, supone la aceptación de la instalación de las mismas. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web.