El Congreso da luz verde a los candidatos al Observatorio de la vida militar, que serán ratificados en el Pleno

06/11/2013 - Europa Press -

La Comisión de Nombramientos del Congreso de los Diputados ha dado este miércoles luz verde a los cinco candidatos a formar parte del Observatorio de la vida militar que le corresponde nombrar, los cuales deberán ser ratificados por el Pleno. Por su parte, los cuatro aspirantes que designa el Senado ya han obtenido el respaldo de la Cámara Alta.

   La comisión del Congreso, presidida por Celia Villalobos, y en la que han intervenido los portavoces de Defensa de todos los grupos parlamentarios, ha escuchado la exposición que han realizado los cinco aspirantes acerca de su trayectoria profesional y los motivos por los que consideran que su aportación será valiosa para el Observatorio.

   En primer lugar ha intervenido el teniente general en la reserva Virgilio Sañudo, ex jefe de la Fuerza Terrestre, quien considera que su voz, junto con el almirante retirado Juan Carlos Muñoz-Delgado --cuya designación corre a cargo del Senado--, podrá servir al Observatorio como asesoramiento en las distintas materias a tratar.

   El segundo compareciente ha sido el exsubsecretario de Defensa Víctor Torre de Silva y López de Letona, que también ha ejercido como miembro Cuerpo de Letrados del Consejo de Estado. A su juicio, su "conocimiento del Derecho" es un factor "relevante" para formar parte del Observatorio, pero también su experiencia como subsecretario de Defensa entre 2000 y 2004, que le dio "un amplio conocimiento de las Fuerzas Armadas".

DUDAS SOBRE LA INDEPENDENCIA DE RAMÓN COMPANYS

   A continuación ha sido el turno de Ramón Companys, exdiputado y exsenador de CiU, quien ha justificado su candidatura por su amplia experiencia y su conocimiento de la vida parlamentaria, que además estuvo centrada en asuntos relacionados con la defensa.

   Su condición de político ha sido cuestionada por la representante de UPyD, ya que no cree que tenga la independencia requerida, si bien ha obtenido el respaldo del resto de portavoces, que le consideran idóneo, sobre todo por su experiencia como parlamentario. Además, el propio Companys ha recordado después que ya no ejerce la política activa.

   El cuarto compareciente ha sido el secretario general de la Asociación Unificada de Militares Españoles (AUME), Mariano Casado, quien ha defendido su "conocimiento cercano a una materia compleja y prolija" como son las Fuerzas Armadas.

   A su juicio, el Ejército tiene "muchos retos, sobre todo con respecto a las personas que lo integran", por lo que considera que éstas deben ser el "objetivo prioritario" del trabajo que desarrolle el Observatorio, así como que la sociedad civil "conozca mejor el funcionamiento" de las Fuerzas Armadas.

EVALUAR LA POSICIÓN DE LA MUJER EN EL EJÉRCITO

   En último lugar ha comparecido la catedrática de Derecho Constitucional y de la Universidad de Valladolid y miembro de la Junta Electoral Central Paloma Biglino, quien ha comentado que tiene la impresión de que "no hay las mismas oportunidades para mujeres que para hombres en las Fuerzas Armadas", por lo que considera que una de las tareas a las que puede dedicarse el Observatorio es "evaluar" esta posibilidad.

   También ha hecho un llamamiento para que, una vez que quede definitivamente formado con la ratificación de esto cinco candidatos en el Pleno, el Observatorio sea dotado de los "medios adecuados" para su correcto funcionamiento.

   Los cuatro aspirantes que han sido elegidos por el Senado son el almirante Juan Carlos Muñoz-Delgado; la doctora en Ciencias Políticas y Sociología por la Universidad Complutense María Angustias Caracuel; el catedrático de Derecho Administrativo y especialista en materia de Derechos Humanos Lorenzo Martín-Retortillo; y el catedrático de Sociología de la UNED y director del Instituto Universitario General Gutiérrez Mellado de Investigación sobre la Paz, la Seguridad y la Defensa, Miguel Requena.

   Todos los candidatos al Observatorio fueron propuestos a mediados de septiembre tras un acuerdo alcanzado por los grupos parlamentarios de PP, PSOE, CiU y la Izquierda Plural. Este órgano, de carácter asesor y consultivo, estará adscrito a las Cortes Generales y su labor será el análisis permanente de la condición de militar y de la forma con que el Estado vela por los intereses de los miembros de las Fuerzas Armadas.

   Entre otras funciones, deberá efectuar propuestas de actuación sobre el ejercicio de los derechos fundamentales y libertades públicas de los miembros de las Fuerzas Armadas; elaborar informes y estudios sobre el régimen de personal y las condiciones de vida de las Fuerzas Armadas; proponer medidas que favorezcan la conciliación de la vida profesional, personal y familiar de los militares; y promover la adaptación del régimen del personal militar a los cambios que se operen en la sociedad y en la función pública.



Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web.