Eduardo Serra: "Corremos el riesgo de quedar desguarnecidos"

El ex ministro de Defensa Eduardo Serra advirtió de que "corremos el riesgo de quedar desguarnecidos" en la conferencia "Las Fuerzas Armadas españolas y su contribución al mantenimiento de la paz", que pronunció ayer, dentro del ciclo sobre política exterior programado por la Real Academia de Ciencias Morales y Políticas.

El presidente de la Academia, Marcelino Oreja, con un salón abarrotado de público, entre el que se encontraban varios ex jefes de Estado Mayor del Ejército y autoridades del Ministerio de Defensa, presentó al conferenciante al que calificó de "hombre de Estado".

Tras la presentación, el Sr. Serra hizo un recorrido por la transformación sufrida por los ejércitos de España y por la propia política exterior española, que salió de su aislamiento de cerca de 300 años (acuerdos con Estados Unidos, ingresos en la OTAN, UE y final integración en la estructura militar de la Alianza). Afirmó que hoy, tras una modernización e internacionalización, disponemos de unas FAS "pequeñas pero bien dotadas". Sin embargo, alertó del riesgo de que, con  los recortes ya iniciados hace varios años, más los que posiblemente puedan llegar en posteriores presupuestos, "corremos el riesgo de quedar desguarnecidos". Y recordó cómo Gran Bretaña quedó desguarnecida militarmente tras la crisis del 29, que comparó con la actual.

Afirmó que los ejércitos españoles constituyen "una excelente herramienta de la política exterior, aunque se haya querido olvidar en algunos casos", para concluir que nuestra intervención en operaciones en los últimos años se encuentra "por encima de la que nos corresponde por nuestra situación en el mundo".

Haciendo una revisión de la situación estratégica mundial, señaló el ex ministro que hay varios países emergentes que están pasando de la vieja situación de "países satélites, a la de países asteroides sin órbita previsible" para concluir que, en su opinión, "el sistema de gobernanza mundial posterior a la Segunda Guerra Mundial se ha quedado viejo".

Comentó la impecable actuación de los más de 100.000 soldados españoles que han participado en 52 operaciones en el mundo, con 160 bajas mortales y sin una sola queja internacional y señaló, comparando con situaciones anteriores, sin posibilidad de actuación exterior, que las FAS españolas "se dieron la vuelta como un calcetín sin perder sus esencias".

Entre sus conclusiones, el orador destacó que las FAS españolas son hoy "un instrumento útil para la paz", "que dan visibilidad de España en el mundo contemporáneo, mejorando nuestro prestigio internacional". Igualmente valoró la importancia que la participación en este tipo de operaciones ha tenido para nuestros ejércitos, facilitando su puesta a punto operativa y logística, su estandarización y homologación y mejorando su capacidad de interlocución con otros ejércitos y con elementos civiles, por lo que son prestigiadas por el pueblo español que, sin embargo, destacó, no consiguen que el español dé el prestigio social que debiera corresponder al oficio militar. "Sigue sin gustarnos que nuestros hijos sean militares".
Para terminar, hizo hincapié en que resulta lamentable que esta labor en el exterior de nuestras FAS no sea aprovechada por nuestras empresas. Y agregó: "no por responsabilidad de nuestros militares".

Finalizó citando la conocida comparación de Ortega y Gasset entre la calidad de los ejércitos y la de la sociedad a la que sirven y concluyó afirmando que "si nuestras FAS tienen ese buen nivel, y si Ortega tenía razón, nos digan lo que nos digan, España no está tan mal".


Fuente: Atenea Digital

Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web.