Los militares de la 12 compañía de la Brigada Paracaidista se despiertan tras haber dormido al raso y en el suelo en el campamento militar de Dar-e-bum, o lo que queda de él, después de que las tropas españolas se retiraran de allí el pasado marzo. Se lavan la cara como los gatos, con un botellín de agua o toallitas húmedas de bebé, y empiezan a preparar los vehículos blindados. Son las cinco de la mañana y apenas se ve.

Las jornadas militares empiezan muy temprano en la provincia de Badghis, en el noroeste de Afganistán. Más tarde el sol calentará demasiado y el calor será sofocante, y además es el mes del ayuno del Ramadán. A las doce del mediodía la mayoría de los afganos ya están exhaustos de no comer ni beber durante la jornada, a pesar de las altas temperaturas.

El sargento primero Fabián Bermejo es quien siempre inicia las patrullas, y sin dar un paso. Es el responsable de uno de los equipos Raven en Badghis, un avioncillo que a simple vista parece de juguete pero que son los ojos que lo ven todo para los militares españoles. El avión lleva incorporadas unas cámaras que le permiten captar desde el aire lo que ocurre sobre el terreno, sin necesidad de pisarlo.

Otros países con tropas desplegadas en Afganistán, como Estados Unidos y Canadá, utilizan pequeños globos aerostáticos también con cámaras, que lanzan al aire y tienen allí casi permanentemente, inspeccionando el terreno. A falta de eso, los españoles utilizan los Raven, que hacen volar cada vez que los militares salen de la base.

"Hoy ha sido matador. He estado desde las seis de la mañana hasta las doce del mediodía, sin moverme del mismo sitio", afirma el sargento primero Bermejo, que está negro como el tizón, y no precisamente de ir a la playa. Para lanzar el Raven y guiarlo, debe situarse en un lugar elevado y despejado para evitar que cualquier interferencia dificulte su seguimiento con una antena. El avión se mantiene en el aire mientras los militares están fuera de la base. "En una ocasión se nos cayó al suelo, unos afganos lo recogieron y hubo que pagarles para que nos lo devolvieran", explica.

Aún así el Raven no es suficiente. Un equipo de zapadores va siempre por delante de las patrullas rastreando los caminos para detectar posibles artefactos explosivos, y todos los vehículos blindados españoles llevan inhibidores para evitar que la insurgencia pueda activar una mina por control remoto.

Las fuerzas de seguridad afganas no tienen ni Raven, ni inhibidores, y sus zapadores aún se están instruyendo. ¿Cómo mantendrán el pulso a los talibán cuando las tropas internacionales se vayan?

Fuente: ElMundo.es

14/08/2012 (ElMundo.es)

"Te lo explican como si esto fuera la guerra, pero no es tanto como cuentan", asegura el paracaidista Ruiz, cuando se le interroga sobre su trabajo. Él, junto a cinco soldados más y un sargento, constituyen uno de los seis pelotones de zapadores españoles que se encuentran destinados en la provincia Badghis, en el noroeste de Afganistán. Su vehículo es el que siempre va primero en los convoyes militares, con una especie de rodillos gigantes para activar por presión posibles minas enterradas en el camino por la insurgencia. Ellos son también quienes se pasean con detectores de metales por las carreteras, en busca del enemigo escondido: los temidos artefactos explosivos.

"Lo peor de todo es que se nos ha estropeado el aire acondicionado del vehículo", comenta otro zapador, el soldado Moreno, desviando la atención, intentado restar importancia a su cometido. "A veces te dan ganas de bajar del vehículo, aunque sólo sea para que te dé el aire", bromea.

"Ya conocemos mejor el terreno y podemos discernir mejor dónde hay una amenaza realmente"

Los zapadores se desplazan en un RG-31 que avanza con movimientos lentos y cruje por todas partes, como si estuviera a punto de desmontarse. El responsable del pelotón, el sargento Escofet, va en el asiento del copiloto y dirige la operación. Él decide cuándo hay que bajar del blindado a reconocer el camino, y cuándo no. "Duermo bien por las noches", comenta cuando se le pregunta qué supone trabajar bajo la presión de que de él depende la seguridad del resto del convoy. "Hemos hecho seis meses de instrucción específica en España, antes de venir a Afganistán. Nos han preparado muy bien", aclara. Aún así, la tensión resulta inevitable.

En la parte trasera del RG-31 viajan cuatro zapadores más, sin casi poder moverse, con las rodillas chocándose las unas con las otras por la falta de espacio, en una postura francamente incómoda. De repente la puerta del blindado se abre y todos salen al exterior como si agradecieran poder estirar las piernas, si no fuera porque se juegan la vida. En el interior del vehículo se hace un silencio sepulcral. Parece que los se quedan dentro aguanten la respiración por lo que pueda suceder fuera.

Conociendo el terreno

"Bip, bip, bip", es lo único que se oye, con una cadencia constante y repetitiva, que se te mete en la cabeza. "Es la radio, que indica que todos los equipos funcionan bien", explica el tirador, el paracaidista Puig. El ruido resulta soporífero. "Aquí hay que luchar contra el sueño como puedas", reconoce el propio soldado, mientras los zapadores rastrean el camino una y otra vez con sus detectores de metales, como si fueran palos de ciego, buscando lo que no pueden ver a simple vista. La operación se hace eterna.

"Cuando sales del vehículo no piensas que te va a pasar algo. Sales y ya está, e intentas hacer tu trabajo lo mejor que puedes", afirma el soldado Moreno, cuando regresa al blindado empapado de sudor y con cara de cansancio. "Los estadounidenses tienen un vehículo que lleva una plataforma que es un detector de metales gigante con el que pueden encontrar los artefactos explosivos sin tan siquiera bajarse del vehículo", apunta otro zapador, el paracaidista Ruiz. "Como ellos tienen dinero, se lo pueden permitir... En cambio nosotros nos las tenemos que arreglar con esto", añade con resignación, señalando el detector manual de metales.

"Cuando llegamos a Afganistán en junio, revisábamos todas las esquinas y nos parábamos cada dos por tres. Ahora ya conocemos mejor el terreno y podemos discernir mejor dónde hay una amenaza realmente", explica el sargento Escofet. Aun así desplazamientos de sólo 20 kilómetros duran horas. Los zapadores acaban la misión cubiertos de polvo y la cara empapada, con gotas de sudor que les resbalan por la barbilla. Viéndolos, te recuerdan a esos soldados que a menudo aparecen en las películas de guerra, pero con la diferencia de que aquí, en Afganistán, no se trata de ninguna ficción, sino la realidad del día a día.

 

MADRID, 12 Ago. (EUROPA PRESS) -

El Ministerio de Defensa quiere mantener el arresto para las faltas leves cometidas por militares, una sanción que el anterior Gobierno socialista quiso eliminar, tal y como piden también las asociaciones de miembros de las Fuerzas Armadas, que quieren acabar con la privación de libertad para todas las faltas y en todas sus modalidades.

La sanción de arresto para todas las faltas --leves, graves y muy graves-- se mantiene en el anteproyecto de ley de reforma del Régimen Disciplinario elaborado por el Departamento que dirige Pedro Morenés, al que ha tenido acceso Europa Press, que modificará al actual, que data de 1998.

La pasada legislatura, el Ministerio de Defensa que dirigía Carmen Chacón presentó un anteproyecto de ley de reforma de este régimen en el que, como gran novedad, se incluía la desaparición del arresto para las faltas leves, que, según se dijo entonces, son el 95% de las que se cometen en los cuarteles.

Mientras tanto, se introdujo un nuevo tipo de castigo, la sanción económica, que supone la pérdida de retribuciones durante el tiempo de extensión de la sanción, que se fijaba en hasta diez días para las faltas leves y hasta 30 para las faltas graves. El texto no llegó a ser sometido a debate en el Congreso, debido al adelanto electoral.

El anteproyecto elaborado ahora por Defensa, que será tramitado en el próximo curso político, mantiene el arresto para todas las faltas. En el caso de las leves, lo limita a entre uno y 14 días --actualmente puede ser de hasta 30 días-- y añade como posibles sanciones la reprensión, la privación de salida de la unidad de uno a ocho días y la sanción económica de uno a siete días.

"INDISCUTIBLE EFICACIA PARA LA DISCIPLINA"

El texto argumenta que "mantiene" el arresto para faltas leves por su "indiscutible eficacia para restablecer la disciplina" y recalca que también está presente "en la inmensa mayoría de los sistemas disciplinarios militares de los países de nuestro ámbito occidental o pertenecientes a la Alianza Atlántica".

El nuevo Régimen Disciplinario también incluye otra novedad en las sanciones disciplinarias a las faltas leves: si el mando opta por la reprensión, quedará constancia de la reprobación escrita en la hoja de servicios del castigado.

Las asociaciones de militares han reaccionado con un "rotundo" rechazo al mantenimiento del arresto, que consideran que debería dejar de aplicarse salvo en operaciones internacionales y en estado de guerra, y así se lo han hecho llegar al Ministerio de Defensa, que, según han lamentado algunas fuentes de estas organizaciones, les dio "sólo diez días" para presentar sus alegaciones al borrador del anteproyecto.

En declaraciones a Europa Press, el secretario general de la Asociación Unificada de Militares Españoles (AUME) ha defendido que el arresto debería "desaparecer de todos los tipos disciplinarios", salvo en "situaciones excepcionales" y de manera "muy motivada".

Casado ha criticado que se mantenga esta sanción sin "reforzar las garantías" de defensa de "un derecho fundamental de la persona, que es nada menos que el de la libertad", y ha avisado además que el texto presentado "condiciona" la próxima reforma del Código Penal Militar, en el que "parece" que se va a "consagrar la estructura actual de penas.

Las asociaciones de soldados y marineros --la Asociación de Tropa y Marinería Española (ATME) y la Asociación de Militares de Tropa y Marinería (AMTM)-- también se han opuesto a esta sanción para los miembros de unas Fuerzas Armadas "profesionalizadas".

"NO SE AJUSTA A LOS CONVENIOS INTERNACIONALES"

AMTM ha lamentado que el Gobierno "desaprovecha" la oportunidad de dotar a las Fuerzas Armadas de un régimen disciplinario "moderno" y, es más, "acorde con los más básicos principios internacionales de respeto de los Derechos Fundamentales". De hecho, apuntan que el mantenimiento de estas privaciones de libertad "rompe con convenios internacionales de Derechos Humanos suscritos por España".

"El deber del legislador es adaptar la ley a los tiempos y no anclarse al pasado", insisten desde esta asociación, que cree que además se "olvida" que "la profesión de militares" es "eso, una profesión", cuyo estatuto contempla algunas  "limitaciones" a sus derechos, pero que, en todo caso, deben entenderse "del modo más extensivo posible".

Además, AMTM ha recalcado que son personas "sin cualificación jurídica" las que imponen sanciones de privación de libertad, que en el ámbito civil sólo aplican los jueces y sólo se cumplen, si no existen antecedentes, para penas superiores a los dos años.

"¿GUARDIAS CIVILES Y POLICÍAS INDISCIPLINADOS?"

Igualmente, ATME comparte la convicción de que el arresto debería "eliminarse" si se pretende alcanzar "una profesionalización real" de los miembros de las Fuerzas Armadas. Además, recalca que la Guardia Civil, la Policía Nacional y las Policías Autonómicas no contemplan esta sanción y no son "indisciplinadas" ni "menos eficaces" que los Ejércitos y la Armada.

Por su parte, la Asociación Profesional de Suboficiales de las Fuerzas Armadas (ASFASPRO) recuerda la doctrina del Tribunal Europeo de Derechos Humanos, que ha estipulado que los mandos sancionadores en el procedimiento administrativo sancionador no están "capacitados ni legitimados" para imponer sanciones privativas de libertad a sus subordinados por faltas disciplinarias en tiempos de paz.

En opinión de esta asociación, la nueva sanción económica de suspensión de actividad es "suficiente" para "corregir, al menos, todas las faltas disciplinarias leves" de los militares.

Entre otras cosas, está considerado falta leve el descuido en el aseo personal, la omisión de saludo a un superior y la falta de puntualidad. Como novedad, también se incluye en el anteproyecto de Defensa, la expresión pública de opiniones que no se ajusten a los límites de la disciplina o que supongan falta de consideración a superiores, por escrito, correo electrónico o en las redes sociales.

APOYO DE PSOE E IU

Las asociaciones contarán con el apoyo en el Congreso de los Diputados de, al menos, PSOE e Izquierda Plural, cuyos portavoces en la Comisión de Defensa han expresado, en declaraciones a Europa Press, su "total discrepancia" con el mantenimiento de esta sanción.

López Garrido ha asegurado que el PSOE dará la batalla para tratar de que se elimine esta sanción de privación de libertad, que "no tiene sentido aplicar" por una falta leve. De hecho, ha asegurado que, antes de conocer el texto, ya le trasladó al ministro de Defensa, Pedro Morenés, que este asunto sería motivo de discrepancia en la reforma.

La Izquierda Plural va más allá y se opone al mantenimiento del arresto para cualquier falta, ya que considera que esta sanción procede de "un concepto de un ejército ya superado, de otros tiempos". A juicio de Centella, en un ejército "profesional" las faltas deben tener una respuesta disciplinaria desde "un planteamiento profesional".

"Las Fuerzas Armadas tienen que equipararse cada vez más a otro tipo de profesiones", ha insistido el diputado de IU, que ha denunciado que el PP está "dando pasos atrás en todos los derechos" para llevarlos a la aplicación "más restringida posible".

MADRID, 3 Ago. (EUROPA PRESS) -

Asociaciones profesionales de militares están impulsando recursos contra la eliminación de la paga extra de Navidad, animando a los miembros de las Fuerzas Armadas a recurrir ante el Ministerio de Defensa y solicitando a la defensora del Pueblo, Soledad Becerril, que presente un recurso de inconstitucionalidad.

Al igual que los sindicatos de funcionarios, las dos asociaciones que agrupan a militares de tropa y marinería --ATME y AMTM-- y la asociación de suboficiales (ASFASPRO) han puesto a disposición de sus asociados instancias para la reclamación de parte de la paga extra de Navidad. En concreto, solicitan que se abone el importe proporcional correspondiente a los seis primeros meses del año, antes de que entrara en vigor el recorte aprobado por el Gobierno.

Además, como ASFASPRO y ATME consideran que la medida aprobada por el Gobierno es "un atropello contra las maltrechas economías" de los militares, han solicitado al Gabinete Jurídico Suárez-Valdés que estudie "cuantas medidas legales resulten procedentes en defensa de los derechos de todos los militares españoles".

Mientras tanto, la Asociación Unificada de Militares Españoles (AUME) ha solicitado a la defensora del Pueblo que presente un recurso de inconstitucionalidad contra la suspensión de la paga extraordinaria, porque consideran, entre otras cosas, que no respeta el principio de proporcionalidad y vulnera la "dignidad" de la persona en relación con sus derechos constitucionales.

Además, en el recurso presentado esta semana, AUME apunta que el real decreto aprobado por el Gobierno lesiona a nivel colectivo e individual "a todos los profesionales al servicio de las Administraciones Públicas". "Todo un mensaje --señala el recurso-- sobre lo que el poder político piensa del trabajo prestado por el interés general de todos los ciudadanos, en régimen de concurrencia selectiva y competitiva y adquirido mediante los correspondientes procesos selectivos de mérito y capacidad".

Fuente: EuropaPress

Mérida/Cáceres, 5 ago (EFE).- El ministro de Defensa, Pedro Morenés, presidirá hoy en la base de Torrejón de Ardoz (Madrid) el funeral por la muerte del cabo primero de la Unidad Militar de Emergencia (UME) muerto en un accidente durante las labores de extinción del fuego de la Sierra de Gata (Cáceres).

El jefe de la UME, José Emilio Roldán, ha informado a Efe de que el funeral comenzará a las siete de la tarde. Roldán ha destacado que el militar fallecido, de 35 años, era muy querido en el cuerpo y, aunque ha lamentado las consecuencias del accidente, ha indicado que entran dentro de este trabajo.

El responsable de la UME ha señalado que los familiares estuvieron anoche en el Instituto Anatómico de Cáceres y después decidieron irse a Madrid. Fuentes del Anatómico Forense han informado a Efe de que ya se le ha realizado la autopsia al cadáver y de que sobre las 11.45 horas podría ser trasladado a Madrid, una vez que dé el visto bueno el Juzgado de Coria, del que depende el caso.

Tras el funeral, será enterrado en Villasequilla (Toledo), la localidad en la que residía, según estas fuentes.

Los otros tres heridos en el accidente, que tuvo lugar ayer al caer el camión autobomba por un desnivel de 300 metros, en un paraje abrupto conocido como Cruz de Piedra, evolucionan favorablemente. El más grave, ingresado en el Hospital Infanta Cristina de Badajoz, fue intervenido quirúrgicamente en las piernas, está estabilizado y su pronóstico es reservado, según han informado a Efe fuentes de la UME.

El jefe de la Unidad Militar de Emergencias (UME) tiene previsto acudir hoy a Badajoz a visitarle. Los otros dos heridos continúan en el Hospital de Coria, donde se prevé que estén ingresados 24 horas más.

Fuente: ElCorreo

MADRID, 4 Ago. (EUROPA PRESS) -

Un helicóptero Cougar del Ejército del Aire ha sufrido un pequeño accidente en Afganistán cuando se disponía a aterrizar del que los nueve componentes de su tripulación han resultado ilesos, según ha informado a Europa Press un portavoz del Ministerio de Defensa.

El accidente tuvo lugar cerca de la base de Columbus en Bala Murgab, en la provincia de Badghis, en el transcurso de una operación de evacuación de tres soldados americanos heridos.

Cuando el aparato se disponía a tomar tierra, el terreno cedió bajo la red izquierda del tren de aterrizaje y el helicóptero se inclinó, de forma que las palas de su rotor principal tocaron tierra.

Ante el incidente, sus nueve ocupantes actuaron siguiendo el protocolo de emergencia. Todos ellos resultaron ilesos y ya han vuelto a sus lugares de destino para retomar sus actividades.

Además, sus familias han sido también avisadas del accidente y de la ausencia de heridos.

 

Fuente: EuropaPress

El buque de asalto anfibio 'Castilla' releva en su misión a la Fragata ‘Reina Sofía’ y tiene previsto su regreso a España a mediados de diciembre.

Los 255 militares españoles del buque de asalto anfibio 'Castilla' ha zarpado este mañana de la Base Naval de Rota para incorporarse como operativo de la Unión Europea contra la piratería en aguas de Somalia.

La embarcación releva en su misión a la Fragata ‘Reina Sofía’ y tiene previsto su regreso a España a mediados de diciembre. Lleva a bordo un total de 255 personas entre la dotación del buque, una Unidad de Infantería de Marina y la Unidad Aérea Embarcada con dos helicópteros SH3D y un helicóptero SH3W de la quinta escuadrilla de aeronaves.

La despedida de los militares españoles ha contado con asistencia de sus familiares, donde se ha vivido momentos muy intensos y emotivos.

 

Fuente: LaVozDigital

17/07/2012 (Infodefensa.com)

El Ministerio de Defensa español podría estar preparando la reducción de unos 20.000 efectivos. De confirmarse esta medida, España se sumaría a la ola de recortes en el número de soldados que se está extendiendo entre todos los grandes países de Europa. Sumado a los recortes de personal que en los últimos meses se han anunciado para Gran Bretaña (20.000), Italia (33.000), Francia (54.000) y Alemania (40.000), la defensa de los cinco principales países europeos está llevando a cabo un recorte de cerca de 170.000 efectivos.

Gran Bretaña anunció hace menos de dos semanas que reducirá el número de soldados de su ejército en 20.000 efectivos, lo que supondrá pasar de los 102.000 con los que cuenta actualmente, a 82.000. El secretario de defensa, Philip Hammond fue el encargado de explicar este recorte en la Cámara de los Comunes británica a principios de este mes, dentro de un plan al que se ha bautizado como Army 2020 (Ejército 2010).

“Tras una década soportando operaciones, necesitamos transformar el ejército y construir una fuerza equilibrada, capaz y adaptable. Army 2020 creará un ejército más flexible y ágil”, explicó Hammond, que además adelantó que el nuevo ejército quedará dividido en dos partes: una formada por fuerzas de reacción para actuar rápidamente en las primeras fases de un conflicto, y otra compuesta por unas fuerzas adaptables, tal y como se denominan en la información de Army Recognition que recoge estas medidas.

Dos meses antes del anuncio británico, Italia aprobó un proyecto de reforma militar que contempla una reducción de 33.000 militares para ayudar a recortar en sus presupuestos 3.000 millones de euros desde ahora y hasta el año 2014.

El Ministro de Defensa italiano, Giampaolo Di Paola, según recogió Infodefensa, calificó esta reforma como una medida a “gran escala” a la altura de la supresión del servicio militar obligatorio en Italia hace más de una década.

El proyecto de ley italiano contempla que la fuerza de 183.000 militares con la que cuenta deberá reducirse hasta quedar en 150.000 en 2024, y que el 30 por ciento de las bases y propiedades de las Fuerzas Armadas habrán de ser vendidas en los próximos seis años.

La reducción de personal será más profunda en los rangos superiores: se suprimirá el 30% de los almirantes y generales en seis años y el 20% del resto de oficiales en diez años.

Por su parte, el Ministerio de Defensa Francés, deberá recortar su personal un 2,5% cada año, y sus presupuestos un 7% en 2013, y un 4% en 2014 y 2015, según una carta enviada a los ministerios por el primer ministro, de la que se hizo eco Defense News.

Francia concretará en los próximos meses sus nuevas líneas estratégicas para definir su ley de presupuestos militares 2014-2019, y previsiblemente a finales del verano dispondrá de un informe de la oficina nacional de auditoría sobre cómo marchan las reformas que ya se han puesto en práctica, entre las que se incluye una reducción de 54.000 puestos de trabajo militares desde este año y hasta 2016.

Alemania, para completar el panorama de los principales países europeos, es un caso aparte, ya que el año pasado fueron llamados a filas los últimos jóvenes que han cumplido con el servicio militar obligatorio en el gigante centroeuropeo. La profesionalización de las fuerzas armadas alemanas, aprobada por el gobierno de Ángela Merkel en diciembre de 2010, conlleva la reducción de sus efectivos desde los 220.000 con los que contaba el año pasado, hasta un máximo de entre 170.000 y 185.000. Es decir, en torno a 40.000 menos.

 

El Grupo Militar de Alta Montaña ha ayudado a un montañista con una importante  discapacidad visual a superar un reto que se había autoimpuesto: llegar a la cima del mítico Mont Blanc. Un teniente y subteniente del Ejército español fueron sus guias en la ascensión.

Rosa Alejandre, deportista con mucha experiencia a su espalda a pesar de su discapacidad visual severa, ha conseguido un hito en su carrera: ha coronado la cima del Mont Blanc (4.810 metros), un pico muy complicado por el peligroso terreno glaciar.

Parte del éxito de este reto recae sobre el teniente Germán López Cadena –Regimiento de Transmisiones nº1- y el subteniente Moisés Gómez Catalán –Jefatura de Tropas de Montaña-, ambos integrantes del Grupo Militar de Alta Montaña (GMAM).

El papel de los dos militares españoles fue fundamental para que Rosa Alejandre llegara a la cumbre del pico más alto de Europa occidental. Su misión fue la de guiar a Rosa y señalarle el camino, utilizando para ello bastones y cuerdas.

Alejandre había intentado en dos ocasiones (2006 y 2007) escalar el Mont Blanc, pero en ambas ocasiones tuvo que renunciar por cuestiones climatológicas. Ahora, con la ayuda del GMAM, se ha convertido en la primera mujer discapacitada española en conseguirlo.

Cabe recordar que en el documento interno del Ejército de Tierra desvelado por ECD figuraban algunos recortes que afectarían al Grupo Militar de Alta Montaña. Defensa, en ese informe, plantea la posibilidad de suspender las actividades del grupo para ahorrar costes.

 

Fuente: ElConfidencialDigital

El Ministerio de Defensa ha declarado que el fallecimiento de un alférez de navío, Oripedes Fraguas Suárez, se produjo como consecuencia de una dolencia derivada de su exposición a sustancias tóxicas como el amianto y tuvo lugar "en acto de servicio", según figura en el documento recibido por sus familiares y suscrito el 25 de mayo de este año por la subsecretaria de Defensa.

Este texto recoge la opinión de la asesoría jurídica del Ministerio, que explica que el alférez de navío ingresó en la Armada en el año 1966 y pasó a la reserva en el año 2008, así como que su último destino fue la escuela militar de Marín.

En cuanto a su retiro, obedeció a una inutilidad permanente acaecida en acto de servicio en el año 2010; mientras que su fallecimiento se produjo el 29 de mayo de 2011 debido al empeoramiento en un proceso tumoral de un mesotelioma pleural maligno.

Según la información facilitada por sus familiares, Orípedes Fraguas prestó servicio en el área de mecánica en distintos buques de la Armada, como el 'Canarias', 'Alcalá Galiano', 'Guadalhorce', 'Roger de Lauria', 'Liniers', 'Ebro' o 'YRP-08', en los que, según el escrito de la asesoría jurídica, estuvo largos períodos expuesto a materiales tóxicos como el asbesto y el amianto.

"INCIDENCIA"

En el escrito se recoge que, en el proceso tumoral que desarrolló, tuvo una "incidencia, inmediata y principal la larga exposición a la inhalación de amianto o asbesto durante la prestación de su servicio en buques de la Armada", en cuya construcción se utilizaron estos materiales.

Actualmente, su uso está prohibido porque las fibras pueden desprenderse al ser manipulados y ser inhaladas a través del aire.

La viuda del militar, que reside en Vigo, solicitará al Ministerio de Defensa la rendición de honores militares a los restos mortales del fallecido y la solicitud de inicio de expediente para la imposición de la "Cruz del Mérito Naval con Distintivo Amarillo".

 

Foto: FarodeVigo.es

Fuente: EuropaPress


Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web.