28/11/2014 - eldiario.es -

Los peores pronósticos para el Gobierno del lehendakari Urkullu en relación con los días de antigüedad para los funcionarios vascos se han confirmado. La magistrada del Juzgado de lo Contencioso-Administrativo número 6 de Bilbao ha fallado en contra del Ejecutivo vasco en el litigio que mantenía abierto en la Ertzaintza -pero también en otros sectores de la Administración vasca- en relación a los días de antigüedad, según una sentencia a la que ha tenido acceso eldiarionorte.es. De esta manera, ErNE, sindicato mayoritario en la Ertzaintza, gana la batalla de los días de antigüedad de 1.200 agentes de la Ertzaintza. La sentencia es firme y no cabe recurso ordinario contra ella.

15/04/2014 - ONE Magazine -

El gasto militar mundial se redujo un 1,9% en 2013hasta 1,75 billones de dólares, según un informe difundido hoy por el Instituto Internacional de Estudios para la Paz de Estocolmo (SIPRI). Se trata del segundo año consecutivo en el que el descenso de la inversión militar en Occidente provoca la caída de la cifra global, pues la tendencia en el resto del mundo es de aumento del gasto. 

Según el SIPRI, el aumento del gasto en los países emergentes y en desarrollo es resultado del crecimiento económico o una respuesta a necesidades de seguridad, aunque en otros casos representa "un derroche de ingresos de recursos naturales, el dominio de regímenes autocráticos o carreras armamentísticas regionales".

18/03/2014 - El semanal digital -

Hace unas décadas el ejemplo, bueno para unos y malo para otros, era Manuel Azaña. Al ministro de Defensa de la Segunda República se le acusó de que querer "triturar" al Ejército, algo que, aunque con otra intención, de verdad sí dijo. A Pedro Morenés, ministro de Defensa de la Segunda Restauración, no se le puede reprochar haber dicho nada parecido. Otra cosa es que las reformas de ambos, desigualmente condicionadas por las crisis y por la búsqueda de una operatividad no bien definida, pueden parecerse.

17/03/2014 - ABC.es -

Ahorrar 15 millones de euros al año. Este es el objetivo de la primera fase del plan de actuaciones sobre infraestructuras de Defensa (Prepidef) puesto en marcha por el ministerio y que prevé hasta 2017 el cierre de 82 instalaciones militares y de Defensa, así como traslados o convenios en otras 27. En 2014 se llevarán a cabo aproximadamente 50 acciones. Ya hay tres concluidas: un acuerdo con la Fundación del Museo Naval en la sevillana Torre del Oro, sede de un Museo Marítimo; el cierre de la residencia militar María Cristina (Guadalajara); o el traslado de la oficina de inspección industrial al Gobierno militar en Marín (Pontevedra).

El cierre del hospital naval y de la residencia de suboficiales de la Armada en San Fernando (Cádiz) o el traslado del Centro de Instrucción de Medicina Aeroespacial de la base de Torrejón (Madrid) son otras de las acciones ya iniciadas de un plan presentado en junio de 2013.

El Ministerio anuncia una reducción de 3.500 militares en las Fuerzas Armadas para 2013, mil de ellos de marinería y tropa

1. Unas Fuerzas Armadas con 122.979 militares, 3.500 menos que en 2012

La plantilla total de militares se reducirá en 2013 en unos 3.500 militares, hasta los 122.979, según la subsecretaria de Defensa, Irene Domínguez-Alcahud, que informó sobre la propuesta en la Comisión de Defensa del Congreso de los Diputados. Los presupuestos fijan una plantilla de tropa y marinería de 80.000 personas, 1.000 menos que este año. El resto son oficiales y suboficiales.

2. ¿Cómo se reparten por Ejércitos y órganos los 5.937 millones?

Al Ejército de Tierra se destinan 2.317,18 millones (39%); a la Armada, 833,71 millones (14%); al Ejército del Aire, 851,98 millones (14,4%). Al Órgano Central se le dedican 1.900,23 millones de euros (32%) y al Estado Mayor de la Defensa (EMAD), 33,90 millones (0,6%).

3. Unos 760 millones para misiones internacionales

Aunque el Ministerio de Defensa todavía no ha hecho público cuánto destinará para las misiones internacionales el próximo año, el secretario de Estado de Defensa, Pedro Argüelles, hizo público que la cifra será similar al de 2012, cuando se destinó 766 millones (un total de 442,9 millones para Afganistán y 173 millones para Líbano, como principales misiones).

4. Tres de cada cuatro euros irán destinados a pagar nóminas

Desglosado por algunos capítulos, el Ministerio de Defensa invertirá el 75% del total en pagar las nóminas de los militares y civiles. Así al capítulo de Personal se destina 4.504 millones (-2,9%). A «gastos corrientes en bienes y servicios» se destina 740,28 millones (-15,4 millones). En el de «transferencias corrientes» se destinan 181,98 millones (+51,5%). En el capítulo de «inversiones reales», 484, 68 millones (-25,9%). Capítulo de Transferencias de capital, 23,23 millones (-18,1 millones). Capítulo de «activos financieros», 2.83 millones (igual cifra).

5. Descenso del Presupuesto en un 28% desde 2008; un 6% respecto a 2012

Entre 2008 y 2013, el presupuesto del Ministerio de Defensa ha disminuido un 28% pasando de 8.494 millones a los 5.937 de 2013. En 2009 contó con 8.240 millones; en 2010 con 7.694; en 2011 con 7.156; y en 2012 con 6.316 millones.

6. Programas especiales de armamento: habrá «medidas extraordinarias»

Entre los programas especiales de armamento, solo se prevén pagos para el avión de combate «Eurofighter» (4,94 millones), el avión de transporte militar A-400M (1,16 millones) y el helicóptero de combate Tigre (0,73 millones). En total se destinarán 6,84 millones, un 38,1 por 100 más que los 4,95 millones del ejercicio de 2012.

Estas partidas son para mantener la estructura de estos programas de EADS en las factorías de España. Para acometer los pagos comprometidos, Defensa no descarta «medidas extraordinarias» en 2013. Una de ellas ha sido este ejercicio la aprobación de un crédito de 1.782 millones.

7. Hacia unas FF.AA. «huecas» y obsoletas, tal y como afirmó el Jemad

En su intervención el Congreso ayer, el jefe del Estado Mayor de la Defensa, almirante general Fernando García Sánchez, aseguró que de persistir la actual tendencia de los presupuestos en Defensa para los próximos años, España se encontrará con unas FF.AA. «huecas» y «frágiles» en el medio plazo. Valga este dato de los Presupuestos de 2013: los programas de modernización de las Fuerzas Armadas están dotados con 150,66 millones de euros, reduciéndose nada menos que un tercio respecto a los créditos iniciales de 2012.

 

Fuente: ABC.es

El almirante García Sánchez aboga por un marco presupuestario estable para la Defensa sin miras cortoplacistas.

El jefe del Estado Mayor de la Defensa (Jemad), el almirante general Fernando García Sánchez, ha lanzado una seria advertencia a los diputados en el marco de la Comisión de Defensa del Congreso donde se han presentado los Presupuestos de Defensa para 2013: «Son duros y difíciles para las Fuerzas Armadas, pero necesarios para el Gobierno, e influyen en el 'Alistamiento de la Fuerza'», un término militar que se refiere a la operatividad de los efectivos y unidades de las Fuerzas Armadas a medio plazo.

Y es que, según la exposición del Jemad, los presupuestos ponen en riesgo la operatividad futura de unas FF.AA. que ya cuentan con «el 50% de la flota de sus vehículos acorazados y mecánicos parados», por poner un ejemplo en el caso del Ejército de Tierra. El Jemad abogó por un marco estable de los Presupuestos destinados a Defensa y las Fuerzas Armadas a medio plazo.

Lo que sí garantizó el almirante García Sánchez a los diputados es que con los recursos asignados para 2013 «se pueden mantener las capacidades básicas de Defensa y continuar con el despliegue de las operaciones que estamos llevando». Es decir, la operatividad al corto plazo está garantizada y el cumplimiento de España con las misiones en el exterior.

Desglose por ejércitos.

Desglosando el Presupuesto, al Ejército de Tierra se destinan 2.317,18 millones (39%); a la Armada, 833,71 millones (14%); al Ejército del Aire, 851,98 millones (14,4%). Al Órgano Central se le dedican 1.900,23 millones de euros (32%) y al Estado Mayor de la Defensa (EMAD), 33,90 millones (0,6%).

El almirante general García Sánchez garantizó el «espíritu de sacrificio, austeridad, entrega y capacidad de adaptación a las situaciones que se nos presentan. La crisis es la principal amenaza para la nación». El Jemad también se refirió a las misiones internacionales, donde la prioridad, amén de su cumplimiento, es la seguridad de las tropas.

En 2013 la reducción progresiva de los militares en Líbano y Afganistán, principalmente, conllevará la reducción del gasto para 2014. Ahora se encuentran en esos escenarios unos 1.000 y 1.600 militares respectivamente. Para 2013 el gasto estimado para las misiones internacionales se sitúa, según fuentes del Ministerio de Defensa, en unos 760 millones (como en 2012), una cifra que deberá ser aprobada a finales de año.

Fuente: ABC.es

Se llama Visión 2025, es un documento clasificado y está sobre la mesa del ministro de Defensa, Pedro Morenés, ya en su versión definitiva, desde hace pocas semanas. Su objetivo, en palabras de su autor, el jefe del Estado Mayor de la Defensa (Jemad), el almirante general Fernando García Sánchez, es diseñar un modelo de Fuerzas Armadas “ágiles, adaptables, sostenibles y tecnológicamente avanzadas” en el horizonte del primer cuarto del siglo XXI. De lo que se deduce que el modelo actual no es lo bastante ágil, adaptable ni tecnológicamente avanzado. Pero, sobre todo, no es económicamente sostenible.

En los últimos cuatro años, el presupuesto de Defensa se ha reducido en un 25%, unos 1.500 millones de euros, hasta rondar los 6.300 millones, equivalentes al 0,6% del PIB. Ello ha obligado a reducir drásticamente horas de vuelo, días de mar y ejercicios en el campo, así como a posponer obras de modernización y de mantenimiento, mientras el gasto de personal se disparaba hasta superar el 73% del total. En paralelo, se ha acumulado una deuda de más de 27.000 millones de euros derivada de los grandes programas de armamento que resulta imposible pagar. Ni con los presupuestos actuales ni con los previsibles.

Visión 2025

  • Los efectivos de las Fuerzas Armadas se reducirán en 20.000.
  • El Ejército de Tierra recortará 10.000 militares y la Armada y el Ejército del Aire 5.000 entre ambos.
  • Defensa prescindirá de 5.000 empleados civiles.
  • El plan se aplicará a lo largo de los próximos 13 años.
  • Se disolverán dos brigadas y se cerrarán arsenales y bases aéreas.
  • Se potenciarán los sistemas de mando y control, inteligencia o aviones no tripulados.

Para romper esta dinámica, que amenaza con hacer de los ejércitos un cascarón hueco e inoperante, Visión 2025 propone reducir 20.000 efectivos. Las Fuerzas Armadas cuentan con alrededor de 130.000 militares —83.000 soldados o marineros y 47.000 oficiales y suboficiales— y 25.000 civiles —6.000 funcionarios y 19.000 contratados laborales—, por lo que el recorte rondará el 13%.

Morenés se ha negado hasta ahora a hablar de reducciones de plantilla, alegando que estas deben ser la consecuencia y no la causa; y que hay que empezar por un análisis de los riesgos a los que se enfrenta la seguridad de España y los medios necesarios para afrontarlos. Pero lo cierto es que la mayor amenaza presente para la seguridad de los españoles es la crisis económica y que otros países se han adelantado a reducir drásticamente sus ejércitos. El último, uno tan poco sospechoso de pacifismo como Reino Unido.

La parte del león del recorte corresponderá al Ejército de Tierra, que deberá prescindir de 10.000 militares, el 50% del total; mientras que el Ejército del Aire y la Armada recortarán 5.000 entre ambos, y el 25% restante, otros 5.000, corresponderá al personal civil.

La idea es que la reducción se materialice a lo largo de 13 años, mediante la amortización de las plazas que queden vacantes y la reducción de los ingresos. De hecho, Defensa ya ha recortado de 83.000 a 81.000 el número de soldados y marineros en los presupuestos de este año y ha reducido en 600 los puestos de empleados civiles, por lo que la rebaja de 20.000 efectivos, que se calcula sobre las plantillas vigentes, podría ser menor en términos reales.

Esta fórmula es la menos traumática, pero presenta varios inconvenientes; el primero es que, mientras el ahorro derivado de recortar el número de soldados —a los que no se renueva su compromiso temporal— es inmediato, los efectos de reducir militares de carrera tardan años en apreciarse; el segundo es el progresivo aumento de edad, tal como se nota ya en la mayoría de empleos militares.

Se disolverán dos brigadas y se cerrarán arsenales y bases aéreas.

Para evitar que se agudice la macrocefalia y el envejecimiento de los ejércitos, Defensa deberá estimular la salida anticipada de los mandos militares sin perspectiva de ascenso. Hasta ahora solo se contempla el pase voluntario a la reserva, pero este resulta poco atractivo para los afectados con el actual panorama del mercado laboral; y escasamente rentable para Defensa, que debe seguir abonándoles hasta el 80% del sueldo. La idea es que dos tercios de los puestos militares que se reducirán, unos 10.000, correspondan a efectivos de tropa y marinería, y un tercio, hasta 5.000, a cuadros de mando: oficiales y suboficiales.

Lógicamente, el recorte de personal deberá plasmarse en una reorganización de las Fuerzas Armadas y en una reducción de estructuras, tanto en los cuarteles generales como en las unidades de combate y las de apoyo. Visión 2025 propone reducir de ocho a seis el número de brigadas con que cuenta el Ejército de Tierra, lo que obligaría a disolver dos. También aboga por cerrar arsenales e instalaciones de la Armada y clausurar un buen número de bases aéreas.

Pero no todos son recortes. Se trata de contar con un Ejército más pequeño pero mejor equipado y eso pasa por un plan de renovación del material que mejore sus capacidades en campos como mando y control, vigilancia y reconocimiento, inteligencia, transporte y ciberdefensa.

De hecho, Visión 2025 no es un plan de ahorro. Asume un periodo de fuertes ajustes que se prolongaría hasta 2015 e iría seguido de una recuperación del presupuesto de Defensa durante la siguiente década. El problema es que nadie garantiza que esta previsión vaya a cumplirse.

 

Fuente: ElPais

Los recortes llegan al menú de los militares del Ejército de Tierra, la Guardia Real y la Unidad Militar de Emergencias (UME). Deberán pagar el 50% de la comida a partir del 1 de julio, cuando entrará en vigor una nueva norma que acaba con la subvención total de este servicio. El Ejército pretende así ahorrar 15 millones de euros, han informado fuentes militares.

Según estas fuentes, el Ejército de Tierra es "plenamente consciente" de los efectos que tendrá "a nivel individual" esta nueva norma, que supone una "bajada de sueldo indirecta" para los militares, pero que se considera necesaria para no "exceder" los límites presupuestarios del Ejército.

En concreto, desde el próximo 1 de julio, todos los militares deberán pagar 2,80 euros por menú durante los días laborables, incluyendo el viernes. La otra mitad será subvencionada por el Ejército.

 

Leer el resto de la noticia.

Fuente: El Mundo.es

Fuente: El confidencial 18/04/2012.

 

Las grandes cifras y el detalle de los recortes en el Ministerio de Defensa plasmados en los Presupuestos Generales del Estado configuran un panorama negro para las Fuerzas Armadas, ya al límite en su capacidad operativa para cumplir con las misiones asignadas, y abundan en la gravedad de la deuda contraída con la industria de la Defensa. El Gobierno de Zapatero dejó en herencia compromisos de gasto por valor de 30.000 millones y el de Rajoy, sin fondos para pagar todas las facturas de este año (2.370 millones), sólo ha podido asignar 507 millones, "arrimados" por Industria.

 

El Ministerio de Defensa acumulaba ya un recorte presupuestario de un 16 por ciento en los últimos tres ejercicios, para 2012 se le suma otro 8,8 por ciento y se queda sin partidas para hacer frente a los pagos de los grandes programas de modernización de las FAS: cazas, fragatas, blindados, aviones de transporte y helicópteros de ataque.

 

Leer el resto de la noticia.

 

Defensa recorta hasta los 81.000 militares el máximo de tropa y marinería, que en 2010 estaba en 86.000.

Se recorta en un 97,6% el gasto para programas especiales de armamento, que pasa de los 204 millones en 2011 a 4,9.

Ver artículo completo


Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web.