España inicia el despliegue del contingente militar en Iraq

 21/01/2015 - defensa.gob.es -

Una vez obtenidos los permisos pertinentes, la avanzadilla parte hacia Bagdad para preparar la llegada del contingente

El contingente español que se desplegará en Iraq inicia este miércoles su salida a las 23:30 en un Airbus del 45 Grupo del Ejército del Aire que trasladará, desde la Base Aérea de Torrejón, a los primeros militares que se encargarán de ayudar a la formación y adiestramiento de las Fuerzas Armadas iraquíes, integrados en la Coalición internacional contra el Grupo Terrorista DAESH.

El contingente español se encargará de la formación de unidades convencionales y de operaciones especiales. Para ello desplegará fuerzas en Besmaya y Bagdad, respectivamente.

Este primer grupo se compone de 30 miembros del Mando de Operaciones Especiales, con sede en Alicante, cuyos cometidos consistirán en iniciar la formación de los iraquíes y facilitar el despliegue del resto del contingente, y 1 oficial, que se encargará de aspectos administrativos de la misión.

Este contingente se une a los 6 españoles desplegados hace varios días en los Cuarteles Generales de la operación en la región (4 en Bagdad y 2 en Kuwait) y desplegará en la Baghdad Diplomatic Support Center (BDSC) en las proximidades del aeropuerto de Bagdad.

El resto del contingente, hasta completar los 300 militares previstos, se incorporará las próximas semanas.

Con esta misión España confirma su compromiso con la paz y estabilidad, internacionales, garantizando al mismo tiempo la seguridad de nuestra nación. Las Fuerzas Armadas, elemento de la política exterior, velan por el bienestar de la sociedad española, no solo en el interior a través de las misiones y operaciones permanentes que se desarrollan en territorio nacional, sino también en aquellas zonas donde se genera inestabilidad fuera de nuestras fronteras, todos los días del año.

Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, supone la aceptación de la instalación de las mismas. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web.