15/10/2013 - ejercito.mde.es -

El JEME, general de ejército Jaime Domínguez Buj, ha recibido hoy la Bandera Nacional que ha ondeado en la base de Qala-i-Naw durante la misión de la Fuerza Española en Afganistán (ASPFOR) XXXIII y que quedará "como ejemplo permanente de un trabajo bien hecho" bajo la custodia del Instituto de Historia y Cultura Militar.

Una delegación del último contingente español que ha desplegado en la provincia de Badghis, encabezada por su jefe, coronel José L. Murga, ha acudido al Cuartel General del Ejército para hacer entrega de la Enseña.

Europa Press | Efe | Madrid - 30.04.2013 - EL MUNDO 

El Ministerio de Defensa ahorrará este año un 60% en la organización del Día de las Fuerzas Armadas, que esta vez costará unos 90.000 euros, y que no contará con una celebración central, sino con dos centenares de actos por todo el país.

Según ha explicado el jefe del Estado Mayor de la Defensa, almirante Fernando García Sánchez, se está "pendiente" de la decisión de la Casa Real sobre la asistencia del Rey Juan Carlos a uno de estos actos, que casi con total seguridad se celebrarán en Madrid.

El Monarca continúa recuperándose de la intervención quirúrgica a la que se sometió el pasado 3 de marzo, pero, según ha explicado la Casa del Rey, su deseo es poder acudir a la celebración por el Día de las Fuerzas Armadas, el primer fin de semana de junio.

MADRID, 24 Ene. (EUROPA PRESS) -

El jefe del Estado Mayor del Ejército de Tierra, general Jaime Domínguez Buj, ha avisado que en las Fuerzas Armadas ya tienen sus estructuras de personal "optimizadas y disminuidas al máximo", un "recorte" que ha supuesto "22.500 puestos de trabajo" en los últimos años sólo en Tierra.

Así lo ha apuntado el general Domínguez Buj durante el tradicional desayuno con el que felicita todos los años a los periodistas por su patrón, San Francisco de Sales, en el Cuartel General del Ejército. El JEME ha expresado su deseo de que la crisis "pase definitivamente" y se deje de "optimizar plantillas en las redacciones y en los Ejércitos", para que puedan dedicarse a "mejorar en el trabajo y trabajar para los españoles".

En jefe del Ejército ha recordado que, en la actualidad, en las Fuerzas Armadas hay abierto un proceso de planeamiento que pretende conducir a una "profunda evolución de la solución", pero ha avisado de que los recortes de personal que están haciendo ahora ejércitos de países del entorno, en España ya se han "hecho en los últimos años".

TRANSICIÓN "REALISTA Y SIN GRANDES DAÑOS AL PERSONAL"

Lo que hay que hacer, ha dicho, es "empezar a planear, a revisar y a dar pasos para llegar al Ejército que tenemos que tener dentro de 15 o 20 años y hacer una transición que sea realista, asumible económicamente y a la vez sin perder operatividad y sin producir grandes daños al personal".

Este planeamiento, ha explicado, afectará a la Fuerza, a la carrera militar, al apoyo logísitico y a la estructura de la enseñanza. "Todo eso no se hace en cinco años", ha insistido.

El general Domínguez Buj ha señalado que el Ejército, como "toda España", afronta 2013 como "un año cargado de retos", en el que su principal objetivo será "mantener la operatividad de las unidades". Pero ha recalcado que su "principal desafío" es "mantener la ilusión de la gente a pesar de los recortes", que afectan al personal y a su actividad.

De hecho, ha hecho hincapié en que los recortes también "están tocando el bolsillo" de los militares que, como funcionarios públicos, han perdido su paga extra. Sin embargo, ha asegurado que la gente "sigue manteniendo la ilusión y el interés".

"Es un orgullo y una responsabilidad mandar a gente como la que estoy viendo día tras día, el interés, el espíritu que tienen a pesar de los problemas, a pesar de las dificultades", ha insistido Domínguez Buj, antes de asegurar que es "ciertamente difícil" estar a su "altura". "Tenemos el mejor Ejército que hemos tenido en los últimos años", ha remachado.

Foto: Archivo

Con la firma por parte del JEME, en Noviembre de 2012, de la Directiva 08/12 “Transformación de la Estructura de la Fuerza del Ejército de Tierra” (1) comenzó la puesta en marcha de un proceso que nos llevará a una nueva época de cambios en la estructura operativa, proceso que emana de la Directiva de Política de Defensa 2012 (2).

 

Este no es el primer plan de restructuración del Ejército, sino uno más de los muchos que se han aplicado en los últimos treinta años. Los más veteranos recuerdan y han sufrido en sus propias carnes los ya casi olvidados planes META, RETO, NORTE, etc.

 

En los tiempos actuales continuamos con constantes reestructuraciones, ahora bajo el nombre de Adaptaciones Orgánicas de carácter anual, las cuales eliminan, trasladan unidades o modifican su plantilla con el consiguiente perjuicio para todos los militares destinados en las mismas. Pareciera que los planes de racionalización no tuvieran fin ni unos fundamentos realistas y estratégicos claros.

 

La Directiva 08/12 define algunos de los objetivos a alcanzar:

 

-       Transformar las actuales brigadas en Brigadas Orgánicas Polivalentes (BOP);

-       Disponer de unas pequeñas unidades tácticas y logísticas especializadas en una función operativa, pero aptas para asumir otros cometidos.

 

Ambos objetivos plantean multitud de interrogantes: reubicación de unidades, reasignación de material, ajuste de plantillas, nuevas especialidades o re-especialización.

 

Será a finales de julio, junto con el Informe o Plan de Racionalización del Patrimonio Inmobiliario de Defensa y las nuevas plantillas de personal, cuando tengamos noticias exactas sobre lo que se pretende.

 

Teniendo en cuenta la pérdida de poder adquisitivo del militar, la suspensión de determinadas prestaciones del ISFAS (3), la reducción de 16,8 millones de euros en ayudas a la movilidad geográfica y la dificultad para conciliar la vida profesional con la familiar, consideramos que la Transformación de la Estructura debe ir acompañada por un Plan Integral de ayudas específicas para los afectados, que minimicen el coste económico, personal y familiar que genere su implantación.


Foto: http://www.ejercito.mde.es/actualidad/2012/12/2041.html

 

(1)http://www.ejercito.mde.es/actualidad/2012/12/2041.html

(2)http://www.defensa.gob.es/gabinete/notasPrensa/2012/10/DGC-121031-Directiva-Politica- Defensa.html

(3)http://www.boe.es/boe/dias/2012/12/31/pdfs/BOE-A-2012-15779.pdf

El jefe del Estado Mayor afirma que «en cuatro años el Ejército de Tierra ha reducido su plantilla en 22.500 puestos de trabajo»

ABC.es (02/12/2012)

En sus cuatro meses en el cargo solo se ha permitido un «capricho»: trasladar a su despacho uno de los relojes del Palacio de Buenavista -sede del cuartel general del Ejército de Tierra- en el que un militar experimentado vela por los sueños de un soldado joven. En una pared, se observa la lista de los 330 jefes de Estado Mayor del Ejército que han servido a España desde que en 1.475 Fernando de Zafra inaugurara el cargo.

El general de Ejército Jaime Domínguez Buj (Valencia, 1952) tiene ante sí el desafío de impulsar «la transición hacia el Ejército del futuro: flexible, económicamente sostenible y adaptable a las modificaciones que vayan sucediendo». Los recortes obligan. Tras una muy madrugadora clase de inglés, atiende a ABC en la que es su primera entrevista como general de cuatro estrellas.

-En su toma de posesión alertó sobre la pérdida de capacidades en el Ejército por los recortes. ¿La situación es tan crítica?

-Es muy preocupante. Aún no es crítica, algo que podría ser si persisten los recortes.

-¿Cómo se adaptará el Ejército? ¿Qué transformaciones se prevén?

-Bajo la dirección del ministro de Defensa, estamos definiendo un nuevo modelo de Ejército de Tierra. Debemos tener en cuenta a qué retos nos enfrentaremos dentro de veinte o treinta años. Lo que sí puedo decirle es que las unidades del Ejército serán mucho más polivalentes que las actuales, no serán tan especializadas. Capacidades y estructuras que podemos pensar que son indispensables deberán evolucionar o ser sustituidas por otras.

-¿Puede desarrollar el concepto de «brigada polivalente»?

-Como todos los Ejércitos de nuestro entorno, ahora tenemos brigadas especializadas: acorazada, paracaidista, aerotransportable... Lo que se busca es una brigada que sea capaz de enfrentarse a un número más amplio de posibles amenazas. Que en sí misma una sola brigada pueda generar una capacidad acorazada, ligera y mecanizada, hablando de un caso.

-¿Eso implica «fusiones»?

-Implica una modificación del material de las brigadas, que habrá que hacerlo más homogéneo. También generará un gran cambio en el adiestramiento del personal. De tal forma que el que ahora hace una cosa, haga dos o tres.

-¿Habrá cierre de cuarteles?

-No intentamos parchear lo actual, sino que intentamos definir un nuevo modelo de Ejército para 20-30 años. Este no es un ejercicio de inmediatez.

-¿Será un Ejército con muchos carros de combate, por ejemplo?

-Esa será una de las cuestiones a las que daremos respuesta. Pero el resultado de los ejércitos de nuestro entorno es el de mantener los carros de combate pero, probablemente, en menor proporción pero en más brigadas y dando mayor preponderancia a los vehículos blindados de ruedas. Por ahí pueden ir los resultados del estudio, pero lo digo más como una experiencia adquirida en los ejércitos de nuestro entorno que como una de las conclusiones en las que trabajamos.

-¿Cuándo tendrán pergeñado ese nuevo modelo de Ejército?

-En julio de 2013 podremos tener los primeros resultados.

-Las Fuerzas Armadas cuentan con 130.000 militares, de los cuales 80.000 pertenecen al Ejército de Tierra. ¿Se puede mantener ese número?

-Desde hace cuatro años las Fuerzas Armadas están haciendo una optimización de los recursos y han visto reducidos sus presupuestos. En concreto, el Ejército de Tierra ha reducido su plantilla en 22.500 puestos de trabajo. Ese ajuste ya se ha hecho.

-¿Qué opina del actual despliegue territorial del Ejército de Tierra?

-En su conjunto es coherente y válido. El Ministerio, en unión de los tres Ejércitos, está llevando a cabo un estudio detallado, instalación por instalación, para determinar sinergias y determinar aquellas que son necesarias y las que no lo son. Sabemos que hay instalaciones que no van a tener utilización en el futuro y algunas incluso no las tienen en el presente.

-¿Qué piensa de las quejas de los nacionalistas vascos y catalanes cuando hay maniobras militares en esas Comunidades Autónomas?

-El Ejército de Tierra está presente en todos los rincones de España para su defensa.

-¿Qué le dice la palabra «España»?

-España es mi gente, los que me precedieron y me seguirán, las tierras que conozco y que amo, una historia de la que estoy orgullosos y un futuro esperanzador. España es mi patria.

-Afganistán, Líbano, aguas del Índico, adiestramiento en Uganda de soldados somalíes, el año pasado misión en Libia, Haití hace dos años... ¿Ha habido una burbuja en misiones internacionales en la última década? ¿Puede España permitirse estar en tantos escenarios?

-Creo que no ha habido burbuja. Nuestra implicación ha sido equivalente a los países de nuestro entorno y nivel. Ahora se está rebajando nuestra implicación porque hay conflictos que acaban. En el futuro, probablemente, habrá menos misiones por razones de restricciones presupuestarias.

-Llega el momento más crítico de Afganistán: el grueso del repliegue de los aproximados 1.450 militares allí desplegados ahora, algo que acontecerá en 2013. ¿Cómo prepara el Ejército de Tierra tamaña empresa logística?

-Es un reto logístico. El planeamiento del repliegue corresponde al jefe del Estado Mayor de la Defensa (Jemad), el planeamiento logístico corresponde al Ejército de Tierra. Lo tenemos muy estudiado. Y estoy seguro de que no habrá ningún problema.

-¿Será mayor desafío que el repliegue atolondrado de Irak?

-El repliegue de Irak fue muy bien ejecutado por nuestras unidades a pesar del poco tiempo que tenían para prepararlo. El calificativo de atolondrado no creo que sea adecuado. Lo que sí es cierto que vamos a tener mucho más tiempo para planificar y ejecutar el de Afganistán.

-Su anterior destino fue, durante tres años, comandante del Mando de Operaciones ¿El momento más delicado vivido en esa etapa?

-Los peores eran cuando me comunicaban una baja.

-¿Qué recuerdo se le viene a la cabeza al recordar la primera vez que vistió el uniforme militar?

-Recuerdo la tarde que me incorporé a la Academia General Militar con un sentimiento de alegría. Me preocupaba si sería capaz de superar el exigente plan de estudios y conseguir las estrellas de teniente.

-Porque los militares tienen que estudiar...

-Tienen que estudiar toda la vida. La Carrera Militar equivale a una carrera superior, equivalente a licenciado, ingeniero o arquitecto... sistemáticamente tenemos cursos de perfeccionamiento, de ascenso, de puesta al día, se nos exigen idiomas, conocimientos del mundo civil...

-¿Qué le parece el plan de estudios actual?

-Ahora es más exigente. Deben sacarse una ingeniería civil y seguir manteniendo el nivel de conocimiento militar. Lo que le puedo asegurar es que los cadetes actuales tienen el mismo espíritu militar que el que tuvimos nosotros.

-¿No teme que el espíritu militar pueda descafeinarse?

-No, porque hacemos hincapié en que lo primero es ser militar y después ingeniero. Y si son capaces de ser las dos cosas, mejor.

Tras la llamada de atención del JEME en días pasados con respecto al resultado del Informe sobre los IPEC,s del año 2011, y de la que ASFAS se hizo eco en esta misma página, no se ha tardado mucho tiempo en reaccionar redactando nuevas normas particulares relacionadas con este asunto y que tratan de “orientar” al calificador en la forma en la que han de “calificar” a sus evaluados.

 En esta ocasión es el  TG. JEFE DE LA FUERZA TERRESTRE el que ha dictado esta nueva normativa, reconociendo que se han producido errores en la confección de los IPEC,s correspondientes al año 2011, y tratando de poner un poco de orden en este caótico asunto.

En su afán de corregir los errores detectados, y que se han venido produciendo desde siempre, aunque solo se reconozcan los de este último año, se dan unas instrucciones que habrá que aplicar para corregir dichos errores.

De las propias palabras utilizadas por el TG, se deduce una clara “amenaza” para aquellos evaluadores que no cumplan con la normativa establecida, entre la que se especifica que en el resultado final de la evaluación no podrá haber más de 5 calificaciones “A”, con el riego de que, en caso de no cumplir con esta “recomendación”, se podrá evaluar con posterioridad al superior jerárquico por no cumplir dicha normativa.

¿Les parece esto muy subjetivo?. ¿No se coacciona de alguna forma al evaluador?.

Esto es lo que lleva denunciando ASFAS desde hace mucho tiempo, pero con el desconsuelo de que,  en lugar de ver que se soluciona, en este asunto de los IPEC,s, se va empeorando.

Se puede leer el documento en el siguiente enlace, siendo accesible exclusivamente para los socios de ASFAS.

Nuevas normas del GEFUTER sobre IPEC,s

Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web.