¿Resultados excelentes?

Hace unos días, en la Pascua Militar, el Ministro de Defensa se refirió a la enseñanza de formación:

Los nuevos planes de carrera comenzarán a dar resultados dentro de dos años. Todo indica que serán excelentes, a pesar de las dificultades inherentes a lo radical del cambio experimentado en el sistema de formación.”(1)

Si consideramos a la Academia General Militar, la Escuela Naval Militar y la Academia General del Aire como lo que son, centros de formación de oficiales, el modelo presenta numerosas disfunciones puesto que como veremos a continuación tienen serias dificultades, tanto en la preparación para el ejercicio profesional como en la capacitación para la incorporación a la escala.(2)

En primer lugar, no van a ser capaces de generar el número anual de oficiales necesarios para cubrir las bajas por pase a reserva que sucederán en los próximos años.

A la vista de los resultados (3) se podría hacer una sencilla proyección matemática. De este modo, las cuatro primeras promociones del Ejército de Tierra podrían ocasionar un déficit de alrededor de 400 oficiales. El Ministerio tratará de resolver este problema ofertando plazas para el ingreso con titulación universitaria previa hasta cubrir las necesidades de las Fuerzas Armadas. Por tanto, los ingresados con titulación universitaria obtendrán el empleo de teniente en dos años. En tal caso surgen algunos interrogantes: ¿para qué queremos los Centros Universitarios de la Defensa?, ¿para qué gastar dinero y recursos impartiendo estudios universitarios si es más rentable exigirlos previamente?

Según los Presupuestos Generales del Estado, el total de transferencias corrientes y de capital entre los años 2010 y 2013 a los Centros Universitarios de la Defensa asciende a 34.619.910 €.

Si se hubieran formado oficiales con titulación universitaria previa podría haberse ahorrado 34,6 millones de euros en este periodo, más todo lo que se invierta en periodos futuros, además de reducir los costes generales de las academias al pasar de impartir cinco cursos a dos.

Si dividimos el importe de estas transferencias entre el número de egresados estimados de las tres Academias en este periodo, llegamos a la conclusión que la formación de cada oficial, con el nuevo plan, se ha encarecido en unos 35.000 €. Así pues, vemos que es un sistema poco eficiente que seguirá “funcionando” gracias a la “magnífica lubricación” del dinero.

En segundo lugar, ¿qué formación militar general y específica recibirán? Si en el anterior plan de estudios toda la enseñanza iba orientada en este sentido y, ahora, reponen las bajas con titulación previa y se reduce a dos cursos, evidentemente la formación militar será bastante menor.

Actualmente los suboficiales que acceden por promoción con titulación universitaria deben superar un plan de estudios de dos cursos. Si ambos planes de estudios son de igual duración parece claro que la experiencia militar previa equivale a la nada más absoluta.

Hay más de 1.000 suboficiales con carreras universitarias y muchos otros que están a punto de graduarse o cursando estudios actualmente, con experiencia más que acreditada en multitud de situaciones y misiones, además de haber cumplido o estar cumpliendo en numerosas ocasiones cometidos de oficial. ¿Por qué no se incentiva a este personal para que acceda a dichas plazas? Y en el caso de que accedan, ¿por qué tienen que realizar los mismos períodos formativos que alguien que jamás ha servido en las Fuerzas Armadas?

En tercer lugar, las Fuerzas Armadas deben ser capaces de adaptarse a los diferentes tipos de amenazas, riesgos y retos (4). Disponer de oficiales formados en diferentes disciplinas aumentará las capacidades para hacer frente a los desafíos futuros. No tiene sentido que para acceder a los Cuerpos Generales se limiten las titulaciones a unas pocas.

La promoción de los suboficiales es positiva para el resto de militares y muy especialmente para los alumnos de ingreso directo, futuros oficiales que, con su ejemplo de superación y sacrificio, asimilan mejor los valores castrenses tradicionales.

 

(1) http://www.defensa.gob.es/Galerias/actualidad/intervencion/2013/130106-palabras-morenes-pascua-militar.pdf

(2) Art.44 LEY 39/2007, de 19 de noviembre, de la carrera militar.

(3) http://www.revistatenea.es/revistaatenea/revista/articulos/GestionNoticias_10672_ESP.asp

http://www.revistatenea.es/revistaatenea/revista/articulos/GestionNoticias_10669_ESP.asp

(4) http://www.lamoncloa.gob.es/NR/rdonlyres/0E911A5C-F0F6-490F-8280-1AE0EDC539CE/210550/DIRECTIVADEDEFENSANACIONAL2012.pdf

Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, supone la aceptación de la instalación de las mismas. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web.
Cómo configurar Aceptar