29/01/2017 - Estrella Digital -

El deporte, que es una historia de superación, a veces muestra la cara más heroica de un ser humano. Pocos podrían recomponerse física y anímicamente tras ser víctimas de una explosión de varias minas anticarro que se llevaron la vida de cinco militares. El teniente de Infantería de Marina José Manuel Candón se dejó muchas cosas en ese brutal accidente, un ojo y casi el otro, por ejemplo, pero además de cientos de trozos de metralla en su cuerpo se llevó un espíritu de superación y mucha inquebrantable. El que le ha llevado a ser el primer Campeón de Europa de la terrible XTerra discapacitado, o a ser el primer deportista con estas limitaciones en competir en el mundial XTerra, en Hawaii. Ahora Candón necesita ayuda para seguir su reto, demostrar que un discapacitado no tiene que quedarse encerrado en casa.

Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, supone la aceptación de la instalación de las mismas. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web.