Francia cuestiona el nuevo avión europeo de transporte A400M

24/02/2015 - Estrella Digital -

El Delegado General de Armamento francés, Laurent Collet-Billon, ha lanzado severas críticas al nuevo avión de transporte militar A400M: "en relación con la producción y el desarrollo, no estamos satisfechos".

En concreto, el reponsable del Ministerio de Defensa ha puesto en duda algunas de las capacidades del aparato, como el reabastecimiento de combustible en vuelo de helicópteros, que considera muy peligroso debido a las turbulencias que provocan las hélices del avión. Collet-Billon ha cuestionado también la dificultad para el salto de paracaidistas desde las puertas laterales, ahora obligados a hacerlo desde la rampa trasera del aparato.

El A400M es uno de los principales programas de la industria militar europea, en el que participan siete países y contempla la producción de 170 unidades (Alemania 53, Francia 50, España 27, Reino Unido 22, Turquía 10, Bélgica ocho aparatos y Luxemburgo uno).

El programa viene a cubrir una carencia reconocida de las capacidades militares de la Unión Europea y sus miembros, como es el transporte militar. Actualmente es frecuente que los países europeos cubran esta necesidad con aparatos de transporte de Estados Unidos o mediante el alquiler de aviones rusos Ilyushin y Antonov.

Las críticas por tanto, desde Francia y recientemente desde Alemania, se pueden interpretar como una toma de posiciones ante la decisiva reunión que los países integrantes del consorcio celebrarán el próximo 27 de febrero, cuando la compañía anunciará una nueva reprogramación de producción y entregas. Por su parte, las carencias detectadas en las capacidades del aparato deberían ser resueltas en la segunda mitad de este 2015.

A finales del mes de enero, Airbus Defence and Space anunció lasustitución del español Domingo Ureña como responsable de la división Military Aircraft, de la que depende el A400M, por el también español Fernando Alonso.

Hasta el momento la empresa ha entregado y ya están en servicio seis aparatos en Francia y uno en las Fuerzas Armadas de Turquía, Reino Unido y Alemania, el último entregado este mes de diciembre. Los planes iniciales preveían para este 2015 una cadencia de producción de una treintena de aparatos al año que se presenta difícil de alcanzar.

En relación con España, la línea de montaje final, pruebas y entrenamiento de pilotos de Airbus Group para la aeronave militar A400M se encuentra en Sevilla. Nuestro país espera su primer A400M para enero de 2016, al que seguirá un ritmo de 4 ó 5 entregas anuales hasta 2022. El Ejército del Aire tiene previsto realizar en los próximos meses las obras de adaptación necesarias en la base aérea de Zaragoza para acoger el nuevo avión.

El coste de los 27 aparatos que España se ha comprometido a adquirir ronda los 6.000 millones de euros. La factura anual del programa para el Estado supera los 200 millones de euros, 140 millones a cargo del Ministerio de Defensa y 60 millones financiados por el Ministerio de Industria.

En vista del alto número de aparatos, que probablemente exceda las necesidades de las Fuerzas Armadas, unido a las dificultades financieras del Ministerio, Defensa busca comprador para parte de la flota,como lo prueba que fue uno de los temas tratados por el ministro Morenés este mes de diciembre en su visita a Arabia Saudí. El secretario de Estado de Defensa, Pedro Argüelles, ha reconocido en el Congreso que la voluntad del Ministerio es quedarse con 14 aparatos y vender a países terceros los 13 restantes.

Mientras se cumplen plazos y se ponen en marcha iniciativas comerciales, en esta legislatura el Ministerio de Defensa ha prolongado el calendario de financiación que tras la última reprogramación se aleja hasta 2029. El programa se formalizó en 2003 y a lo largo de su desarrollo ha sufrido retrasos en la producción y un incremento de su coste.

El A400M es un avión militar de transporte propulsado por cuatro motores turbo hélice, con un peso máximo al despegue de 140 toneladas y capaz de transportar una carga de 32 toneladas. El avión admite diferentes configuraciones tales como el transporte y lanzamiento de 108 paracaidistas, evacuación médica, puede albergar en su bodega un helicóptero de transporte o dos de ataque, dos camiones de cinco toneladas e incluye también la capacidad de reabastecimiento en vuelo como receptor y cisterna.

Precisamente la última información difundida por Airbus sobre el programa ha sido la realización con éxito desde un A400M del abastecimiento de combustible en el aire a dos cazas F-18 de forma simultánea, operación realizada con la Fuerza Aérea española.

 

Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, supone la aceptación de la instalación de las mismas. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web.
Cómo configurar Aceptar