Higinio Fernández: "Las asociaciones necesitan apoyo institucional del Ministerio de Defensa para eliminar miedos y reparos"

29/10/2013 - Atenea Digital

El Consejo de Personal de las Fuerzas Armadas arrancó en octubre de 2012 con el objetivo, según el Ministerio de Defensa, de "formalizar las relaciones entre el Ministerio de Defensa y las asociaciones profesionales de miembros de las Fuerzas Armadas".

Hablamos con Higinio Fernández, presidente de ASFASPRO, para analizar los avances que se han logrado durante este año y los retos del futuro, en el que un asunto destaca por encima de todos: la reforma de la Ley de la Carrera Militar.

¿Cómo valora ASFASPRO el primer año del Consejo de Personal?

Nuestra valoración es positiva. Es muy importante que los responsables del área de personal del Ministerio de Defensa conozcan de primera mano los reparos y los puntos de vista de los miembros de las Fuerzas Armadas, a través de sus asociaciones profesionales, sobre las disposiciones legales que van a afectar su estatuto y las condiciones de vida y trabajo en las unidades.

Estamos totalmente convencidos de que si el Consejo se hubiera constituido antes de la aprobación de la Ley de la carrera militar, algunos de los graves problemas de personal que causó su entrada en vigor no se hubieran producido.

¿Qué es lo mejor que ha hecho el Consejo en este año que acaba de cumplir?

Su puesta en funcionamiento ha sido un reto importante para la Subsecretaria de Defensa. Su funcionamiento ha ido mejorando en cada pleno, si bien todas las partes deberán seguir esforzándose para conseguir mejorar el régimen de personal.

¿Y lo peor?

Sólo el 51% de las propuestas planteadas por las asociaciones han llegado a debatirse en el Pleno.

De las propuestas debatidas, apenas el 19 % fueron aceptadas total o parcialmente por el Ministerio.

Este porcentaje de aceptación es preocupantemente inferior en las enmiendas presentadas a las disposiciones ministeriales que el Consejo debe informar o ser oído.

Por otro lado, tratar en un mismo Pleno un elevado número de asuntos impide el debate de cada uno de ellos en profundidad. Como ejemplo, el Pleno de 6 de junio, en el que se trataron en apenas cuatro horas, 18 asuntos (dos Reglamentos, diez Órdenes Ministeriales, una Instrucción y cinco propuestas de las asociaciones).

¿Tiene capacidad de influencia real? Es decir, ¿sus decisiones son tomadas en cuenta?

La influencia es real si tenemos en cuenta que tanto la Presidenta -Subsecretaria de Defensa si no asiste el Ministro - y los representantes del Ministerio - SEGENTE, DIGENPER, DIGEREM, GJMAPER ET, ALPER, GJMAPER EA- tienen poder de decisión en materia de personal.

El Consejo aparece incompleto sin el Observatorio de la vida militar, que es el destinatario final de las actas e informes del primero.

El Observatorio, adscrito a las Cortes Generales, tiene carácter asesor y consultivo para el análisis de la condición de militar y la forma con que el Estado vela por los intereses de los miembros de las Fuerzas Armadas. Además de hacer propuestas al propio Ministerio, anualmente presentará una memoria con las recomendaciones que considere pertinentes a la Comisión de Defensa en el Congreso de los Diputados y del Senado.

¿Qué pide ASFASPRO al Consejo?

Los suboficiales esperamos que se hagan las modificaciones que sean necesarias en la Ley 39/2007 de la carrera militar para dotar a los miembros de las FAS de un modelo de carrera estable y con plena seguridad jurídica.

Además, las asociaciones profesionales necesitan mayor apoyo institucional del Ministerio con el objeto de eliminar miedos y reparos. La positiva labor realizada durante este primer año de vida del Consejo debe disipar cualquier reticencia hacia las mismas.

Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, supone la aceptación de la instalación de las mismas. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web.