El fracaso del S-80 que pesaba demasiado obliga al Gobierno a dejar en tres los cuatro submarinos previstos inicialmente

24/09/2013 - ECD DEfensa -

Los problemas en el diseño del primero de los submarinos S-80 supondrán cambios sensibles en el proyecto inicial. De los cuatro submarinos que tenía previsto adquirir el Gobierno para la Armada ya sólo se cuenta con recibir tres.

En la cúpula de la Armada ya se da por hecho que España tendrá tres submarinos clase S-80 y no cuatro, tal y como se preveía en un principio. El primero de ellos, descartado temporalmente por graves problemas en su diseño, “no llegará a entrar en servicio nunca, casi con toda probabilidad” dicen a ECD, fuentes de la Armada. Menos aún, explica, con el programa de recortes que se impondrá en Defensa en los próximos ejercicios.

De hecho, tal y como confirman, los planes estratégicos a largo plazo de la marina española podrían actualizarse en los próximos meses para adaptarlos a la nueva realidad: el primero de los S-80 no estará hasta 2017.

Tal y como contó ECD, Navantia ha optado retrasar la producción del primero de los prototipos (S-81), rediseñando la serie desde cero. Este trabajo podría suponer nuevos sobrecostes al proyecto, algo que alejaría aún más la posibilidad de disponer de cuatro nuevo buques.

Lo previsible, tal y como explican las fuentes de la Armada consultadas, es que durante la producción del S-82, S-83 y S-84 se extraigan piezas válidas del primero de los buques.

Actualmente los astilleros focalizan sus esfuerzos en el desarrollo del segundo prototipo, el S-82 ‘Narciso de Monturiol’, que se encuentra aproximadamente al 50% de su finalización. Su situación actual hace factible el rediseño de la eslora (que deberá ser ampliada seis metros).



Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, supone la aceptación de la instalación de las mismas. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web.