11/03/2016 -

La actitud de la alcaldesa de Barcelona en la Feria de la Enseñanza, no hace más que confirmar ese complejo latente en una parte de la sociedad que equipara al militar a un ciudadano de segunda, sin derechos y que debe ser recluido en un oscuro gueto. Evidencia, además, que nos queda un largo camino que recorrer hasta alcanzar la madurez de otras democracias occidentales que hace mucho tiempo que superaron los traumas de su pasado. Sin embargo, a pesar de esta muestra de intransigencia, nadie debe olvidar que las Fuerzas Armadas estamos al servicio de todos los españoles, que somos ciudadanos de pleno derecho y que, además de votar, merecemos un respeto institucional que se ha echado de menos en esta ocasión.

Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, supone la aceptación de la instalación de las mismas. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web.
Cómo configurar Aceptar