07/11/2016 -

Comienza a ser práctica habitual en las Unidades la falta de pago de los anticipos de las comisiones de servicio, así como el desmedido retraso en la liquidación de las mismas. Con lo que el militar acaba haciéndole un préstamo sin intereses al Ministerio de Defensa, a costa de su peculio particular, al tener que hacer frente a todos los gastos ocasionados.

Todo ello con la excusa de la situación económica actual y en claro incumplimiento del Real Decreto 462/2002, de 24 de mayo, sobre indemnizaciones por razón del servicio que otorga el derecho de anticipo.

Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, supone la aceptación de la instalación de las mismas. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web.
Cómo configurar Aceptar