Las tropas españolas en el Líbano han sido puestas en situación de alerta ante la escalada en el conflicto de Siria. Detectada intensa actividad de Hizbulá en la zona

29/08/2013 - ECD Defensa -

Las tropas españolas integradas en el marco de la misión internacional de pacificación de Líbano han recibido órdenes de extremar las precauciones ante el posible inicio de una 'operación de castigo' contra Siria. En Defensa se maneja la hipótesis de que el conflicto puede afectar al Líbano, y se ha detectado un aumento de la actividad de Hizbulá.

Tan sólo falta la orden del presidente Barak Obama para que Estados Unidos inicie las hostilidades contra Siria, en respuesta al uso de armas químicas contra población civil por parte del régimen deBasar Al Asad.

Cuatro destructores ya están preparados a cientos de kilómetros de la costa siria, esperando instrucciones. Reino Unido también apoya esta misión que, de momento, no cuenta con la aprobación oficial de las Naciones Unidas. Mientras tanto, el régimen sirio amenaza con convertir su territorio en un “cementerio de invasores” y contagiar el conflicto a los países de la zona. Entre ellos, el Líbano.

En medio de todo este escenario se encuentran los más de 600 militares españoles que están desplegados al sur del Líbano, en la base Miguel de Cervantes de la localidad de Marjayún. Su misión es vigilar la frontera entre el país árabe y el vecino Israel para evitar que se produzca un nuevo conflicto como el de 2006. Pero esta vez, el conflicto puede llegar del norte.

Según ha sabido El Confidencial Digital de fuentes militares, el contingente español se encuentra estos días en estado de alerta. Al igual que al resto de los 12.000 efectivos que la ONU-FINUL tiene desplegados en Líbano, los españoles han recibido órdenes de extremar las precauciones y mantener la alerta, en espera de más instrucciones.

La alerta que comenzó con el ataque terrorista el pasado viernes contra dos mezquitas en Trípoli, donde se reunían detractores del régimen sirio, causando medio centenar de muertos y 500 heridos.

El atentado se atribuye a la milicia radical Hizbulá, que apoya al régimen de Al Asad, y que tiene amplio poder en el sur del país –zona en la que están desplegados los españoles-. Para los analistas se trata de un claro mensaje de Damasco a la comunidad internacional: cualquier ataque a Siria tendrá consecuencias en otros países de la zona.

Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web.