Imprimir esta página

ASFASPRO protesta contra el intento de ensuciar la imagen de los militares y contra el uso de pantallas de humo que ocultan los problemas reales de los militares

Valora este artículo
(22 votos)

La Asociación Profesional de Suboficiales de las Fuerzas Armadas celebra el Día de la Constitución llamando a ejercer el derecho de manifestación para reivindicar la dignificación de la carrera y las retribuciones militares

MADRID, 6 de diciembre de 2020 – La Constitución cumple 42 años. Cuatro décadas deberían haber sido suficientes para que los ciudadanos españoles se dieran cuenta de que cuentan con unas Fuerzas Armadas profesionales dignas de un estado democrático. El comportamiento y buen hacer de los hombres y mujeres que las forman ha quedado demostrado en incontables ocasiones, especialmente a lo largo de la pandemia que sufrimos, no es necesario insistir en ello. Un comportamiento que les acredita como lo que son, unos dignos profesionales de la milicia y ciudadanos de una sociedad democrática occidental.

A estas alturas los militares no necesitamos hacer profesión de fe constitucional. El acatamiento al orden constitucional se practica cada día en todos los cuarteles de España y allá donde despliegan tropas españolas. Cualquier asomo de duda sólo significa ignorancia y desconocimiento. O ganas de colgar el sambenito de reaccionarios y de propios de otro régimen retrógrado. Y esto es vil e injusto.

Como injusto es que unas malintencionadas y desgraciadas opiniones personales de unos jubilados que fueron militares hace una o varias décadas ocupen un espacio mediático que no merecen y que desde determinados ámbitos se pretenda ensuciar la imagen de las Fuerzas Armadas. Esa cortina de humo tapa el fracaso de la actual Ley de la carrera militar y, especialmente, las míseras y paupérrimas retribuciones que perciben los militares. Esta es la triste realidad.

Conmemoramos la Constitución de 1978, y los militares sabemos que ésta y las normas que la desarrollan nos permitan hacer uso del derecho de reunión y manifestación para reivindicar nuestros derechos profesionales, económicos y sociales. Hay a quien no le gusta que los militares reivindiquemos nuestros legítimos derechos y todavía lo pone en duda. Nos los regatean a la mínima ocasión, y han tenido que ser los tribunales quienes lo han dejado claro: las sentencias del Tribunal Superior de Justicia de Madrid 13148/2015 y del Tribunal Supremo 1106/2017 lo han ratificado, tenemos derecho de manifestación. Con pancarta y en la calle, naturalmente. Porque nadie más que nosotros defiende nuestros derechos.

No se entiende que, casi tres años después de que la Comisión de Defensa, por unanimidad de todos los partidos, instara a solucionar la grave situación de nuestras retribuciones, no se haya avanzado. Mientras, otros colectivos homologables, que ya entonces estaban mejor que los militares, han visto mejorada su nómina mensual entre 500 y 600€. Nos alegramos por ellos, pero nos indigna que para nosotros solo haya habido falsas buenas palabras a cambio de sacrificio y esfuerzo. Para unos se consigna dinero en los presupuestos, para otros se crea artificiosamente una abominable sombra de sospecha antidemocrática.

Por este motivo conmemoramos el Día de la Constitución anunciando que la ponemos en práctica y, en concreto, que vamos a ejercer el derecho de reunión y de manifestación: ASFASPRO convoca concentraciones en once ciudades españolas para el próximo sábado 12 de diciembre a las 12:00 horas, reivindicando lo que los militares de la democracia no tenemos: una carrera y unas retribuciones dignas.