Imprimir esta página
Fuente: Mde.es Fuente: Mde.es

El Gobierno deja tirados a los militares. Somos buenos para morir, pero no para cobrar

Valora este artículo
(191 votos)

DESPRECIO ABSOLUTO HACIA LA PROFESIÓN MILITAR

Quince meses después del inicio del estudio de la dignificación de las retribuciones del personal de las Fuerzas Armadas, seguimos en la casilla de salida. Y no se ve el final del túnel. El pleno extraordinario del COPERFAS sobre retribuciones para lo único que ha servido ha sido para que el Ministerio dé la razón a las asociaciones sobre la gravedad de la situación de las retribuciones del personal militar de las Fuerzas Armadas, que es insostenible y que necesita con urgencia de un incremento.

A pesar de que ASFASPRO viene exponiendo el grave problema retributivo desde antes que las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado iniciasen sus reclamaciones, parece que la Administración pretende asegurar la efectividad de las Fuerzas Armadas, menoscabando los derechos del militar.

Si otras instituciones o servidores públicos disponen de unas justas retribuciones por desarrollar actividades de riesgo, penosas o peligrosas sin que se resienta su funcionamiento u organización, ¿por qué pretende esa misma Administración que la singularidad de la profesión militar –que no olvidemos compromete hasta la última gota de nuestra sangre si fuese necesario– la sufraguemos nosotros mismos y nuestras familias?

 

NO HAY AVANCE ALGUNO

La situación política actual, con un Gobierno en funciones, y el reiterado recurso de la titular del Departamento a acogerse a no querer hacer electoralismo ha sido el argumento esgrimido para no poner sobre la mesa el estudio ministerial de retribuciones que las asociaciones habíamos solicitado debatir.

Tras quince meses desde el inicio del estudio con la anterior Titular, y 9 meses con la actual Ministra no han sido suficientes para solucionar un problema tan evidente que todos los actores implicados reconocen: Observatorio de la Vida Militar, comisiones de Defensa del Congreso y Senado, Defensor del Pueblo, y tanto el propio Subsecretario de Defensa como el JEMAD en sede parlamentaria.

 

ELECTORALISMO A LA CARTA

Como mínima muestra de imprescindible buena voluntad, ASFASPRO ha solicitado como primer paso para avanzar en la solución al problema retributivo que implica muy poco gasto presupuestario: la publicación como decreto social de la eliminación de la segunda pérdida de retribuciones al cumplir 63 años en la reserva. Una medida incluida en el dictamen de la Comisión de Defensa del Congreso, de 21 de febrero de 2018, y que estaba prevista debatir en el pleno de la Cámara antes de su disolución. Tampoco ha sido aceptado por electoralista, a pesar de que cada viernes se aprueban decretos sociales para otros colectivos.

Es absolutamente necesario el definitivo reconocimiento retributivo de la profesión militar. No podemos terminar el año sin iniciar un adecuado incremento en la nómina de los militares, que siguen entregando la vida en cumplimiento de la misión. No podemos esperar más. No descartamos movilizaciones si no se soluciona el problema.