01/10/2015 -

Más de siete años después de la entrada en vigor de una Ley que nunca debió haber visto la luz en los términos en los que se redactaron parte del articulado y, especialmente, algunas disposiciones transitorias, se vuelve a defraudar a los suboficiales de las Fuerzas Armadas tras la pantomima desarrollada en la Comisión de Defensa del Congreso de los Diputados para incumplir (o cumplir de aquella manera) el mandato de la Ley Orgánica 9/2011, de derechos y deberes, y finalmente no corregir ni reparar errores injustificables que provocarían sonrojo y vergüenza a cualquier autoridad civil o militar de los países de nuestro entorno.

01/10/2015 -

Durante los pasados días, dos medios digitales: El Confidencial Digital y Público.es, publicaron una noticia, a todas luces sensacionalista y distorsionada, en la que se afirmaba que se iba a producir una subida de sueldo generalizada para todos los militares que se encuentran en situación de reserva.

 

Nada más lejos de la realidad. La posible modificación del Reglamento de Retribuciones afectará, si finalmente llega a producirse, a militares en la reserva mayores de 63 años, que han visto como se les reducían de nuevo sus retribuciones al cumplir dicha edad. Esta modificación, producto de la propuesta realizada en su día por ASFASPRO, fue apoyada por todas las asociaciones profesionales con representación en el Consejo de Personal de las Fuerzas Armadas, pretende corregir una anomalía provocada por el rechazo de los sucesivos gobiernos a reconocer sin complejos la singularidad de la profesión militar, como sí han venido haciendo con otros colectivos. Intencionadamente o no, se olvidan una y otra vez de la penosidad, peligrosidad y disposición permanente para el servicio de los militares profesionales.

 ASFASPRO ha elaborado y presentado 8 propuestas para su debate en el próximo pleno del Consejo de Personal que se celebrará en el mes de septiembre, todas ellas de máximo interés para la Escala de Suboficiales.

23/07/2015 - defensa.gob.es -

La subsecretaria de Defensa, Irene Domínguez-Alcahud, ha presidido hoy la segunda reunión ordinaria del pleno del Consejo de Personal de las Fuerzas Armadas del presente año en la que se han tratado un total de 34 asuntos, 23 disposiciones del Ministerio y 11 propuestas de las asociaciones profesionales de miembros de las Fuerzas Armadas.

Entre las disposiciones estudiadas, destacan los proyectos de reglamentos penitenciario militar y el de la condición militar y situaciones administrativas, así como una modificación al reglamento de retribuciones.

Intencionadamente o no, se ignora que los suboficiales hemos sido el colectivo más perjudicado por todas las leyes de personal del periodo democrático. Solo hace falta repasar los boletines oficiales del Estado y Defensa para comprobar que mientras se recortaron una vez tras otra los derechos y expectativas de los suboficiales se potenció, con cada nueva ley, los de otras escalas o militares. Esta verdad, a buen seguro incómoda para muchos, no ha dado lugar a las obligadas modificaciones que podían minimizar la injustificada ausencia de seguridad jurídica que hemos sufrido durante todos estos años.

A pesar de las tibias propuestas de modificación y amparándose en futuros agravios que no se han descrito, y en el componente económico, parece que la Administración pretende trasladar la efectividad de su organización, en este caso las Fuerzas Armadas, menoscabando los derechos del militar. Sin embargo, los trabajadores de otras administraciones públicas disponen de una regulación laboral adecuada cuyo personal se beneficia de una plena conciliación de la vida familiar y laboral; de periodos de descanso o remuneración por las distintas guardias o prestación de servicios fuera de su jornada habitual; de una jornada laboral acorde con la legislación vigente; de una verdadera promoción interna o de un régimen de jubilación específico por desarrollar actividades de riesgo, penosas o peligrosas, sin que se resienta su funcionamiento u organización. Si para que esa parte del Estado funcione con normalidad hay suficiente dinero, ¿por qué pretende ese mismo Estado que la singularidad de la profesión militar –que no olvidemos compromete hasta la última gota de nuestra sangre si fuese necesario– la sufraguemos nosotros mismos y nuestras familias?

13/07/2015 -

No hace mucho tiempo, hablábamos de los complejos de la sociedad española en su conjunto, partidos políticos e instituciones incluidas, en todo lo relacionado con los militares y "lo militar". Para nuestra desgracia, pocos meses después, tenemos que volver a tratar el tema porque la cruda realidad así lo demanda. El lenguaje políticamente correcto y los bonitos discursos tratan de enmascarar que el nulo reconocimiento de la singularidad de la profesión militar está causando un daño silencioso pero irreparable a miles de mujeres y hombres, además de a sus familias.

En los próximos días se dará un nuevo paso en la reforma –otra más– de la Ley 39/07, de 19 de noviembre, de la carrera militar. Aunque solo conocemos el proyecto de ley presentado por el Gobierno el pasado 12 de diciembre de 2014 y las enmiendas presentadas por los Grupos Parlamentarios, mucho nos tememos que todo esté decidido y que las modificaciones que se produzcan vayan a ser mínimas, decepcionantes e irrespetuosas con los miles y miles de afectados por las disposiciones anómalas que nunca debieron haber visto la luz.

ASFASPRO ha elaborado y presentado 5 propuestas para su debate en el próximo pleno del Consejo de Personal que se celebrará en el mes de junio, todas ellas de máximo interés para la Escala de Suboficiales.

ASFASPRO reclama una titulación de grado para los suboficiales de las Fuerzas Armadas, bien al ingreso o a lo largo de su carrera profesional, equivalente al aprobado por Orden Ministerial para el Cuerpo Nacional de Policía.

 

MADRID, 12 de mayo de 2015 La Asociación Profesional de Suboficiales de las Fuerzas Armadas, ASFASPRO, considera una afrenta que el Cuerpo Nacional de Policía consiga por Orden Ministerial que sus suboficiales obtengan la equivalencia a grado universitario, mientras se les niega tal posibilidad a lossuboficiales de las Fuerzas Armadas.

12/05/2015 -  La Asociación Profesional de Suboficiales de las Fuerzas Armadas, ASFASPRO, considera una afrenta que el Cuerpo Nacional de Policía consiga por Orden Ministerial que sus suboficiales obtengan la equivalencia a grado universitario, mientras se les niega tal posibilidad a los suboficiales de las Fuerzas Armadas.

 

Era el pasado 1 de mayo cuando el Boletín Oficial del Estado publicaba esta Orden Ministerial por la que la Administración reconocía de forma diferente la formación de funcionarios del mismo nivel.

Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, supone la aceptación de la instalación de las mismas. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web.
Cómo configurar Aceptar