La ministra de Defensa, Margarita Robles, ha hecho llegar al Presidente de la Asociación Profesional de Suboficiales de las Fuerzas Armadas (ASFASPRO) la siguiente Carta de Agradecimiento. Palabras que nos ruega traslademos a todos nuestros socios y resto de compañeros.

 

CARTA Ministra ASFASPRO 1CARTA Ministra ASFASPRO 2

…A las Fuerzas Armadas y a la Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado que ahora percibimos como un escudo insustituible y no como un gasto superfluo”.

Presidente del Gobierno. Palacio de la Moncloa, 21 de marzo de 2020.

 

Parece que este maldito virus no solo nos trae muerte, dolor y miseria, sino que saca a relucir en nuestros más altos gobernantes percepciones asentadas en un atrasado resentimiento hacia las Fuerzas Armadas absolutamente ayuno de razón.

Resentimiento desenterrado e impropio de cualquier democracia avanzada, que pone en duda la profesionalidad de unos y en peligro la seguridad de todos. Esa seguridad que sólo se percibe cuando no se posee, de forma similar a la libertad deambulatoria, que es realmente apreciada cuando queda restringida a la terraza de casa.

La Operación Balmis amplia su dispositivo hasta los 3.111 militares de la UME, del Ejército de Tierra y de la Armada Española que están colaborando en trabajos de desinfección, reconocimiento y vigilancia en 203 localidades.

 

ACCIONES LLEVADAS A CABO POR LAS FUERZAS ARMADAS

Entre otras las Fuerzas Armadas están llevando a cabo las siguientes labores:

  • Labores de desinfección en residencias de mayores.
  • Desinfección de aeropuertos y puntos críticos.
  • Traslado de pacientes entre centros hospitalarios de Madrid.
  • Transporte de comida del Banco de Alimentos.
  • Aportación, asesoramiento técnico para el montaje y material (camas o módulos de duchas y aseos) para campamentos para personas sin hogar o el hospital levantado en IFEMA.
  • Hospital de campaña de la UME contra el coronavirus en Barcelona.
  • Transporte de diverso material de desinfección a Canarias.
  • Realización de patrullas mixtas con la Guardia Civil.
  • El Centro Militar de Farmacia de la Defensa ayuda con la fabricación de productos y medicamentos.
  • Apoyará a la Guardia Civil en la vigilancia del perímetro fronterizo de Melilla.

 El Jefe del Estado Mayor de la Defensa, general del Aire Miguel Angel Villaroya, ha confirmado que están desplegados los siguientes efectivos:

Teléfonos y enlaces específicos para atención por COVID-19

ANDALUCÍA: 955 545 060

ARAGÓN: 061

PRINCIPADO DE ASTURIAS: 112

ISLAS BALEARES: 061

CANARIAS: 900 112 061

CANTABRIA: 112 y 061

CASTILLA-LA MANCHA: 900 122 112

CASTILLA Y LEÓN: 900 222 000

CATALUÑA: 061

COMUNIDAD VALENCIANA: 900 300 555

EXTREMADURA: 112

 Si es mutualista de entidad concertada, el protocolo de la Junta de Extremadura determina que debe llamar, en caso de síntomas, a los teléfonos de su entidad:

Urgencias ADESLAS  900 322 237 

Urgencias ASISA        900 900 118

GALICIA:

  • Tfno. ciudadanos con síntomas: 061
  • Tfno. información ciudadanos: 900 400 116
  • Más Información

LA RIOJA: 941 298 333

MADRID: 900 102 112

  • Si es mutualista de entidad concertada, el protocolo de la Comunidad de Madrid determina que debe llamar, en caso de síntomas, a los teléfonos de su entidad:

Urgencias ADESLAS  900 322 237

Urgencias ASISA        900 900 118

MURCIA:

  • Tfno. información ciudadanos: 900 12 12 12
  • Tfno. ciudadanos con síntomas: 112
  • Más Información

NAVARRA:

  • Servicio de consejo sanitario: 948 290 290
  • Fuera de horario: llame al 112
  • Más Información

PAÍS VASCO: 900 203 050

CEUTA: 112

  • Tfno. de información sobre coronavirus: 900 720 692

MELILLA: 112 

  • Tfno. información sobre coronavirus: 900 400 061

https://www.defensa.gob.es/isfas/comun/Telefono_coronavirus.html 

 

Teléfonos de información sobre coronavirus y otros canales de atención de las entidades de seguro concertadas – ADESLAS y ASISA

Si llama a los teléfonos de su entidad concertada, le indicarán cómo actuar, y en su caso deberán hacer el seguimiento de su situación. Tenga en cuenta que se trata de un asunto de salud pública global, por lo que todos los recursos están puestos a disposición de la autoridad sanitaria competente, esto es, el Ministerio de Sanidad.

SEGURCAIXA ADESLAS:

  • Teléfonos de orientación sobre el coronavirus y urgencias. 902 109 393 y 932 593 416
  • Centro de coordinación de urgencias: 900 32 22 37
  • Servicio de orientación online, en Adeslas Covid-19.

ASISA:

  • Centro de coordinación de urgencias: 900 900 118,
  • Servicio de teleconsulta Asisa LIVE.

https://www.defensa.gob.es/isfas/comun/INFO_ENT_COVID.html

 

En dichos teléfonos darán las instrucciones a seguir, incluido el hospital al que ir,  conforme al protocolo vigente determinado por las autoridades sanitarias.

Ya han sido varios los compañeros infectados por esta enfermedad y muchos más en cuarentena, extrema las precauciones y ten en cuenta las “RECOMENDACIONES DE ACTUACIÓN EN UNIDADES DE LAS FAS” que ha difundido el Ministerio de Defensa por vía oficial.

Información actualizada por el Ministerio de Sanidad sobre el Coronavirus:

https://www.mscbs.gob.es/profesionales/saludPublica/ccayes/alertasActual/nCov-China/home.htm

 

Resolución de 13 de marzo de 2020, del Instituto Social de las Fuerzas Armadas, sobre medidas excepcionales en la realización de trámites en las delegaciones del ISFAS como consecuencia del COVID-19.

resolucion isfas 13 marzo covid

 

EXENCION TEMPORAL DE VISADO DE RECETAS
 
Determinados medicamentos requieren del estampillado del visado de sus correspondiente recetas. Con motivo de la situación de emergencia los afiliados podrán acudir a las farmacias directamente con las recetas, sin necesidad de acudir a las oficinas de ISFAS para obtener el visado. 
 
Orden SND2662020 de 19 de marzo
 
 
PROCEDIMIENTO DE ACTUACIÓN PARA LA REALIZACIÓN DE PRUEBAS PARA EL DIAGNÓSTICO DEL COVID 19 AL PERSONAL DE LAS FUERZAS ARMADAS Y DE LA GUARDIA CIVIL EN LA SITUACIÓN DE EMERGENCIA

PROCEDIMIENTO DE ACTUACIÓN PARA LA REALIZACIÓN DE PRUEBAS

 

Existe en la sociedad la preocupación por instaurar de manera real la igualdad hombre-mujer. Se recalca la necesidad de igual trabajo, igual salario, igual oportunidades. En general se pone el acento en la “necesidad de promover a las mujeres en su profesión”. A ella responde el convenio que con buena voluntad firmó el pasado 23 de octubre el Ministerio de Defensa con el Instituto de la Mujer1. Buena voluntad en el terreno de las ideas, porque lo malo es que mientras una mano del ministerio trabaja para abrir mentes y posibilidades, otra mano del mismo ministerio las cierra para algunas de las mujeres que visten el uniforme.

Pisando la realidad nos encontramos con que las mujeres de la categoría militar intermedia, las suboficiales de las Fuerzas Armadas, se ven frenadas en su promoción profesional, y mucho más negro es su panorama si osan compararlo con las suboficiales de la Guardia Civil. La diferencia es abismal. La limitación, curiosamente, no les viene por ser mujeres sino precisamente por ser suboficiales. El techo de cristal con el que se encuentran no tiene que ver con su género sino con los galones que lucen en su uniforme.

Desgraciadamente, se ha cumplido nuestro vaticinio, otra Pascua Militar con grandes discursos y solo buenas palabras, con escasas referencias a los problemas reales de los militares. Si aquí se han definido los retos y objetivos de nuestro futuro, lo tenemos claro. Es decir, muy negro.

Agradecemos a la señora Ministra de Defensa la mención en su discurso al papel de las Asociaciones Profesionales, pero a tenor del resto de párrafos de su intervención parece que nos escucha poco. En ASFASPRO llevamos mucho tiempo incidiendo en los grandes problemas de retribuciones y de promoción profesional, que sufren los hombres y mujeres de las Fuerzas Armadas, especialmente los suboficiales, y no se ha dedicado a los mismos ni una sola palabra. Los militares sufrimos una gran desigualdad en nuestras retribuciones respecto a la de otros servidores públicos que si ven reconocido su esfuerzo, como sucede con los miembros de la Guardia Civil, cuyos guardias rasos ven cómo superan el salario de los sargentos y tenientes de las Fuerzas Armadas (con muchos más años de formación y de experiencia).

No se equivoque el lector con la fecha, esto no es una carta a los Reyes Magos. Tampoco la fecha es una casualidad, el día 6 de enero es la Pascua Militar y asistiremos a largos parlamentos en el Palacio Real. Versarán sobre la Defensa Nacional y habrá grandilocuencia, además de halagos a los hombres y mujeres que formamos las Fuerzas Armadas. Lo hemos oído ya todo, y se resume en un “Que buenos que sois, y sobre todo qué baratos, que dais vuestra vida en cumplimiento de la misión a cambio de buenas palabras”.

Habrá quien interprete este escrito como descortesía, como falta de vergüenza, otros incluso creerán que detrás hay falta de espíritu militar o hasta de disciplina. Al contrario, la disciplina y el espíritu militar llevan a describir la realidad cuando ésta no gusta a los oídos, y creemos que la Defensa Nacional y los españoles se merecen una reflexión seria, serena y, por encima de todo, veraz. La triste realidad de nuestras Fuerzas Armadas en este inicio de 2020 es la demostrada incapacidad de la institución para retener el talento, a causa de la falta de una carrera motivadora, de retribuciones dignas y justas, de condiciones de vida y trabajo adecuadas a la realidad social. La respuesta lógica hubiera sido buscar las causas y procurar poner remedio, generando una carrera militar atractiva para todas las categorías militares. En su lugar, el Ministerio de Defensa se dedica a dificultar la salida de sus militares aplicando la máxima “si no quieres arroz, toma dos tazas”.

El Tribunal Superior de Justicia de Madrid sentencia, una vez más, que el Ministerio de Defensa debe abonar la totalidad de la Indemnización por Residencia a una suboficial destinada en una Ciudad Autónoma durante el tiempo de disfrute de la reducción de jornada por guarda legal de un menor de 12 años.

De este modo, el TSJM, acogiendo las tesis mantenidas por el Gabinete Jurídico de ASFASPRO reitera y mantiene su doctrina, como ya hiciera en ocasiones anteriores, con respecto a idénticas reclamaciones de otros socios de Ceuta y Melilla a los que también se les venía detrayendo durante años parte de la indemnización de residencia que cobraban.

No podemos seguir así. Se puede decir más fuerte o más alto, pero no más claro. La política de personal de las Fuerzas Armadas necesita con urgencia un cambio de rumbo. Esto hace aguas y de seguir así vamos a chocar con el iceberg de la más absoluta desmotivación del personal, con todo lo que ello implica en operatividad y eficacia. Hace cuatro años ASFASPRO avisaba de la necesidad de cambiar el rumbo. Hoy estamos peor.

https://www.asfaspro.es/index.php/rss/item/2040-consejo-personal-fuerzas-armadas-cambiar-rumbo

El Ministerio de Defensa dedica miles de millones de euros a grandes contratos de material, pero resulta que no hay presupuesto para un simple programa de vestuario. Y, además, el panorama retributivo de una buena parte de los militares profesionales es desolador e injusto, sobre todo si tenemos en cuenta que no ha habido problema alguno para destinar estos dos últimos años cientos de millones de euros para la equiparación salarial de las FCSE. En estas circunstancias en las que el sueldo medio de un soldado es de 900 €, ni siquiera han sido capaces de encontrar menos de catorce millones para solucionar la discriminación que sufren los militares al cumplir 63 años, cuando ven disminuir por segunda vez sus retribuciones en la reserva. Cada vez es más evidente que por el personal militar no hay preocupación, dejándolo en una situación marginal y de desigualdad efectiva con el resto de servidores públicos.

Recientemente, tras múltiples acciones de ASFASPRO, ha sido abonada la deuda de 855.000 € que el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación tenía con los miembros del 43 Grupo de Fuerzas Aéreas del Ejército del Aire. Son los medios aéreos que, con dependencia operativa de la Unidad Militar de Emergencias, actúan en las peligrosas labores de extinción de incendios.

Desde el año 2013 existe un convenio de colaboración suscrito por el Ministerio de Defensa y el entonces Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente en el que se recogen los costes de personal, entre los que figuran las gratificaciones por servicios extraordinarios que debe recibir el personal militar.

Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, supone la aceptación de la instalación de las mismas. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web.